Exclusivo
Actualidad

Hallan osamentas de hombre desaparecido en el 2007

Familia pone fin a la incertidumbre. Los restos fueron localizados en una propiedad de la provincia de Chimborazo

cofre
Presumiblemente Guillermo Andrade murió de forma natural.Patricia Oleas

Hace catorce años, Guillermo Andrade Saeteros salió de su hogar y su familia no volvió a saber de él, hasta ahora. El calvario de la incertidumbre llegó a su fin, aunque también la esperanza de verlo con vida cuando su esposa e hijos sostuvieron en sus manos un pequeño ataúd con sus restos mortales. Las lágrimas se fundieron en un abrazo colectivo.

Su hija, Silvana Andrade, con la voz entrecortada rememoró que su padre cuando desapareció un 11 de octubre de 2007 no se encontraba en un buen momento. Era un hombre que toda la vida había trabajado en su propiedad, pero con la edad avanzada requirió gente que lo ayudara, pero no encontró a nadie. Entonces, la familia debió arrendar la propiedad y padre y madre trasladarse hasta Riobamba. ”Habíamos identificado que estaba deprimido; por eso, cuando ya no regresó nos preocupamos, enseguida pusimos la denuncia, pero no obtuvimos ningún resultado. Mi madre ha gastado una gran cantidad de dinero en investigadores y en toda persona que le ofrecía una esperanza de encontrarlo”, manifestó.

La investigación fue reiniciada en el 2019, con la participación de la Dinased, oficina especializada en desapariciones. Fue en febrero de este año cuando, al peinar la propiedad del occiso, ubicada en Trigoloma, en una loma de difícil acceso, los agentes encontraron las osamentas. “Conocemos varias técnicas y contamos con canes especializados; los huesos estaban en posición de descanso, tapados solo por la maleza que había crecido con el pasar de los años”, explicó Fernanda Saigua, de Dinased Chimborazo.

El fiscal Santiago Pazmiño aclaró que, si bien la desaparición en ese tiempo fue reportada, gracias a la nueva ley y a la creación del departamento técnico se inició una nueva búsqueda que dio resultados.

“De las pericias realizadas y cotejado el ADN se estableció la identidad, hasta ahora no hemos encontrado nada que haga presumir más que una muerte natural; se maneja la hipótesis que el señor, en su depresión, regresó a su propiedad y comenzó a recorrerla, al subir a esa montaña se cansó y se recostó. Seguiremos dentro de lo posible la investigación para tranquilidad de la familia”, puntualizó.