Exclusivo
Actualidad

Lo hallaron con 25 puñaladas y flotando en un estero

El cuerpo fue descubierto por unos bañistas en el estero Papayal de Milagro. Estaba en estado de descomposición

estero
Unos bañistas se dieron cuenta del bulto que flotaba en el estero Papayal.Miguel Laje

Tres días después de reportarse su desaparición, Mario Narciso López Guerrero fue encontrado sin vida flotando sobre las aguas del estero Papayal, en el recinto Córdova de la parroquia Roberto Astudillo del cantón Milagro.

El docente, de 42 años, salió desde su casa en el recinto La Garganta, en Milagro, en la moto de su papá. Según su hermano Pedro López, la mañana del viernes 26 de marzo, Mario dijo que saldría a encontrarse con alguien y dejó su celular.

Desde entonces no supieron nada sobre su paradero y pese a que lo buscaron por cielo y tierra, nadie sabía dónde encontrarlo.

La tarde del lunes 29, cerca de las 16.00, bañistas del estero observaron el paso de un bulto extraño. Uno de ellos se acercó y confirmó que se trataba de un cadáver, por ello alertó a todos sus amigos.

“No le creíamos porque se puso a decir ‘ahí viene un muerto´, y nosotros no veíamos nada”, relató Bélgica Peralta, mientras observaba a los rescatistas del Cuerpo de Bomberos Milagro, retirando el cadáver en estado de descomposición de entre la maleza.

Y es que el cuerpo sin camiseta y pantalón café, iba flotando hasta que quedó atrapado en una palizada. Para poder llegar a él, los rescatistas tuvieron que atravesar una finca cacaotera y esperar que Criminalística realice el registro fotográfico. Luego, con ayuda de algunos moradores, retiraron el cadáver hasta llevarlo a la ambulancia de Medicina Legal para su traslado a la morgue.

Según Antonio Andaluz, otro morador, cuando encontraron los restos del infortunado docente, observó que tenía cortes en el cuello. “No sabemos si son puñaladas o de pronto son cortes hechos por los palos”, dijo preocupado.

RELACIONADAS

No obstante, la mañana del martes 30 de marzo, en la morgue de Milagro, se confirmó que Mario Narciso presentaba alrededor de 25 heridas de arma blanca. La mayoría en la espalda, manos y brazos.