Exclusivo
Actualidad

Alarma por incendio junto a gasolinera en Guayaquil

150 bomberos y 20 unidades de combate, se requirieron para controlar un incendio ocurrido la noche de ayer 28 de de octubre, en una bodega del complejo industrial ´Parque California 2´, ubicado en el kilómetro 11,5 de la vía a Daule.

Imagen thumbnail__MG_2000

150 bomberos y 20 unidades de combate, se requirieron para controlar un incendio ocurrido la noche de ayer 28 de de octubre, en una bodega del complejo industrial ´Parque California 2´, ubicado en el kilómetro 11,5 de la vía a Daule. El siniestro habría iniciado en un local de abastos. El humo, según moradores, se podía divisar desde el sector de Bastión Popular.

Junto al sitio de donde se concentraron las llamas está ubicada una gasolinera; esto preocupó al personal bomberil, quienes apenas llegaron al sitio, dispusieron un contingente de 3 carros bomba junto y dentro de la surtidora de combustible para evitar cualquier eventualidad. Personal de la despachadora se mantuvo alerta a lo largo del tiempo que duró la eventualidad.

Wilson Peredo, residente de la zona, llegó antes que los bomberos al lugar y junto a otras personas intentaron combatir el fuego, aunque sin éxito. Solo pudieron ayudar a sacar unas vitrinas que contenían perfumes y durante esa labor, una de estas se cayó, hiriéndolo en el pie y la mano izquierda.

Según el coronel Polo Terán, a su arribo, el incendio ya había sido declarado en ´alarma 3´ debido a las proporciones que había tomado. “Debimos abrir un orificio en el techo para brindarle al local ventilación vertical”, explicó el uniformado.

Todo lo que había dentro del sitio en llamas terminó reducido a deshechos, no solo por que una parte fue consumida por la candela, sino también porque los bomberos debieron evacuar los productos de fácil combustión como aceites, en prevención de evitar que el fuego se avive con ese material.

Dueños de otras bodegas, en su desesperación intentaron ingresar hasta el sitio del flagelo para salvar su mercadería, pero fueron impedidos por los uniformados, quienes les indicaban que todo estaba controlado y que debían esperar a que se desactive la emergencia.

Ninguno de los demás locales resultó afectado. Solo un chifa debió ser abierto por la fuerza, con la finalidad de combatir el incendio por un costado.

Luego de poco más de dos horas, la novedad fue controlada en su totalidad y los dueños de los demás sitios de bodegaje pudieron ingresar a sus respectivos espacios para verificar en qué medida pudieron verse afectadas sus pertenencias.