SUSCRIBIRME POR $1/ 1 MES

Exclusivo
Actualidad

¿Se viene un ‘peaje’ para el uso de Internet?

Hay varias páginas y movimientos que ahora defienden el Net Neutrality, libertad en Internet.

La neutralidad de la red (Net Neutrality en inglés) suena a algo a lo que se le podría hacer la seña de ‘no me importa’ con los hombros y continuar. Pero importa y mucho. Para hacerlos más claro: neutralidad es similar a libertad y cuando se aplica esta palabra a la red, se refiere a que “todo el tráfico de Internet debe ser tratado por igual”, según lo reseña la página Hipertextual.

Se podría resumir así: banda ancha para todos sin restricciones. Al menos así es como ha venido funcionando hasta ahora: Se busca un proveedor, hacen las conexiones necesaria y listo, un mundo disponible a través de Google y otros buscadores. Estados Unidos en cambio, pareciera que retrocede en esto al querer cobrar un monto extra según el contenido al que se accede, a mayor velocidad claro. En realidad esta propuesta es bastante lucrativa vista como gobierno: más dinero y más negocio entre corporaciones.

Y, como lo equitativo no satisface a todos, Estados Unidos dio un paso peligroso para los usuarios. Ahí es donde entra el ‘peaje’ al Internet. ¿Cómo? Imponiendo un nuevo sistema diseñado para dar mayor velocidad de acuerdo al pago. Los que toman ventaja, según lo señala Diario El País, son los más grandes proveedores como: Comcast, AT&T o Verizon.

Con esta operación que tiene luz verde a través de una votación de la Comisión Federal de Comunicaciones, se pone de ejemplo una idea que ya se ha discutido en otros países. Chile fue de los primeros en pasar por esta crisis y evitar ese jugoso ‘peaje’ pro corporaciones.

Desde el 2007 ya se discutía el problema en ese país y la causa fue tan grande que se armó el grupo Neutralidad sí. Al final no les fue nada mal porque se logró que en 2010 se apruebe una ley para proteger al usuario.

Internet sin limitaciones de largo para Ecuador

Daría la impresión de que Ecuador está lejos de este concepto, pero no es así. Existe: una ley de Telecomunicaciones y el artículo 18 es bastante exacto respecto al uso de la red

“A acceder a cualquier aplicación o servicio permitido disponible en la red de internet. Los prestadores no podrán limitar, bloquear, interferir, discriminar, entorpecer ni restringir el derecho de sus usuarios o abonados a utilizar, enviar, recibir u ofrecer cualquier contenido, aplicación, desarrollo o servicio legal a través de internet o en general...”.

Suena maravillo y lo es aún porque al menos aquí, hay un escudo, pero la neutralidad siempre sigue siendo un tema con el que se comercia y se hace política.

¿Lo que viene?

Nada de privacidad. Si los proveedores controlan a qué se accede y a lo que no, también podrán ver la información de los que navegan en la web: qué es lo que busca y desde dónde lo hace. Donald Trump lo sabe.

De allí que las campañas en contra de quienes apoyan esta alternativa para ponerle este limitante al Internet sean llamados en Twitter como #SonAnalógicos, es decir, que no saben lo que hacen y por lo tanto, legislan sobre la red sin ningún criterio.