Exclusivo
Actualidad

Irregular asistencia de ‘pelados’ a colegios de Guayaquil

Algunos padres enviaron a sus hijos a los centros educativos para cumplir la disposición ministerial. Varios planteles optaron por regresar a los chicos a casa.

Imagen 20191007_085819 (1)
Padres de familias optaron por retirar a sus hijos de los colegios luego de registrar su asistencia.Martha Torres / EXTRA

Las asistencia a clases es irregular, este lunes 7 de octubre, en los planteles fiscales, fiscomisionales, municipales y particulares de Guayaquil, pese a la disposición del Gobierno de que las actividades se reanuden en el régimen Costa, al considerar que el 91 % de las vías del país estaban habilitadas, tras el paro de los transportistas.

A pesar de la disposición, muchos padres de familia decidieron no enviar a sus hijos a los planteles educativos, ante la preocupación de que en cualquier momento pudieran producirse actos vandálicos como los ocurridos el jueves y viernes pasado, durante la paralización de la transportación, donde se produjeron saqueos y desmanes.

No obstante, algunos padres llevaron a sus hijos a los colegios y luego del registro de asistencia optaron por llevárselos a sus casas.

Mariana Larrea, quien vive en el Guasmo central, en el sur de la ciudad, llevó a sus dos hijos al colegio Eloy Alfaro, ubicado en el ciudadela 9 de Octubre, también en el sur.

Ella cuenta que tuvo que pagar cuatro dólares a un taxista para que los lleve al mencionado plantel. Sin embargo, después de que le tomaron lista de asistencia, se los llevó a su hogar. “En la casa están más seguros”, dijo la ama de casa, al señalar que temía que en cualquier momento pudieran producirse desmanes como los ocurridos la semana pasada.

En otros colegios, como el particular Santa Mariana de Jesús, ubicado en el centro de la ciudad, una mínima cantidad de alumnos llegaron en sus expresos escolares, pero las autoridades del plantel indicaron a los padres que los podían venir a retirar pasadas las 10:00, ya que las actividades no serán normales.

En el colegio Cristóbal Colón, en el sur de la ciudad, la presencia de estudiantes también es irregular; sin embargo, las autoridades decidieron continuar con la jornada académica con los pocos chicos que asistieron a las aulas.

El Ministerio de Educación decidió suspender las actividades de escuelas y colegios en todo el territorio ecuatoriano el jueves 3 y viernes 4 de octubre pasado, para preservar la seguridad de los estudiantes, tras la paralización de sector de la transportación que rechazó la eliminación del subsidio de la gasolina, una de las medidas económicas adoptadas por el régimen.

En cadena nacional emitida anoche, dijo que solo en la Sierra las actividades escolares seguían suspendidas.