Exclusivo
Actualidad

Jorge Vivanco Mendieta: “Retrasarse en periodismo es desaparecer”

Pasó a la historia del periodismo ecuatoriano como un apasionado del oficio, tarea que ejerció durante 60 años.

Imagen donjorge
Pasó a la historia del periodismo ecuatoriano como un apasionado del oficio, tarea que ejerció durante 60 años.

Modesto y severo. Ambos adjetivos describen las cualidades de un periodista. O al menos así lo creía Jorge Vivanco Mendieta, quien se valió de ambas para escribir durante más de dos décadas. Modesto Severo fue el seudónimo con que firmó sus columnas durante 20 años. Con ese nombre lo hizo en El Telégrafo y así llegó a EXPRESO, en septiembre de 1974.

‘Ahora en EXPRESO’ es el título con que apareció por primera vez su columna Barajando los días. Fue un martes 10 de septiembre de 1974. A través de ese texto se despidió del espacio que por 14 años le ofreció El Telégrafo y se sumó a un proyecto periodístico que contaba con poco menos de un año de vida.

¿Por qué el seudónimo? ¿Por qué no firmar como Jorge Vivanco Mendieta? El periodista lojano lo explicó 11 años después, también en estas páginas. El 21 de enero de 1985 escribió que a través de ese recurso se eluden las presiones y los compromisos y, eventualmente, amenazas y adulaciones.

Modesto Severo también era una forma de sortear el temor que implicaba convertirse en una voz dentro de la opinión pública. El periodista, que estudió en la Universidad Syracuse (Estados Unidos), se cuestionaba si valía la pena poner el nombre cuando apenas se adentraba en el oficio de la escritura, ¿y si fracasaba o no tenía lectores?... Entonces consideraba que el uso del seudónimo dejaba la puerta abierta a la “retirada decorosa”. Pero nada de eso pasó, más bien los lectores “aceptaron lo que tenía para decir”, tal como lo señala en su columna ‘Seudónimos’, artículo en que se despide del nombre que lo acompañó por tanto tiempo.

Firmar como Jorge Vivanco Mendieta significaba dar un paso adelante en el oficio, avanzar, no retrasarse, adaptarse a los tiempos que se vivían en aquel entonces; “pues retratarse en periodismo, es desaparecer”, sentenció.

El 14 de noviembre de 1985, con 58 años, Don Jorge Vivanco Mendieta se convirtió en el Subdirector de EXPRESO. El periodista ocupó ese cargo durante 31 años, hasta su deceso ocurrido la mañana de este 7 de diciembre.

Víctima de cáncer, Don Jorge murió a la edad de 89 años. Pasó a la historia del periodismo ecuatoriano como un apasionado del oficio, tarea que ejerció durante 60 años.