Exclusivo
Actualidad

¡No escapó a la muerte!

El coronel Julio Navarro informó que el hecho se trató una tentativa de asesinato en contra de un servidor policial, pero se produjo el fallecimiento de un presunto infractor de la ley.

Imagen thumbnail_IMG-20191023-WA0061
Este suceso ocurrió la noche del martes en el kilometro 15 de la vía a Daule.Anny Bazán / EXTRA

Bryan Orlando Cárdenas Macías presuntamente trató de evadir un control policial y se subió a un taxi para huir de los uniformados. Finalmente se produjo un enfrentamiento y él llevó la peor parte: recibió un tiro que acabó con su vida. Este suceso ocurrió la noche del martes en el kilometro 15 de la vía a Daule.

El coronel Julio Navarro, jefe del Distrito Pascuales, informó que el hecho se trató una tentativa de asesinato en contra de un servidor policial, pero se produjo el fallecimiento de un presunto infractor de la ley.

Navarro explicó que a las 19:30 se realizaba un operativo de control a vehículos que transitan en la vía a Daule y los uniformados observaron un auto color concho de vino, una camioneta blanca y una moto en donde iban dos ocupantes en actitud sospechosa.

“Al ver la presencia policial huyeron, pero uno de los individuos que iba en la moto trató de subirse a uno de los carros y no lo logró, por lo que huyó a pie”, dijo el oficial de Policía.

El jefe del Distrito Pascuales mencionó que el presunto delincuente sacó de su cintura un arma y disparó a los dos policías que lo seguían. Sin embargo ellos pidieron refuerzo a través de la radio y enseguida llegaron cuatro uniformados más.

“En medio de la persecución secuestró a un taxista que estaba afuera de una urbanización del sector. Le puso la pistola en la cabeza y lo obligó a conducir. Mientras huía disparaba a los uniformados”, refirió el oficial.

▶Leer: ¡Metropolitanos utilizarán balas de goma para la seguridad en Guayaquil!

Navarro sostuvo que los agentes no dispararon porque había una persona inocente, en este caso el taxista, quien por el tráfico no podía circular, lo que le impedía al presunto delincuente huir.

Sin embargo Cárdenas se bajo del taxi y trató de subirse a un trailer y luego a una moto. Ya a pie volvió a disparar en contra de los uniformados. Al verse neutralizado pretendió subirse a un bus de transporte público y luego le quitó la moto a una persona que circulaba por el sector, detalló el oficial.

“Ocurrió un enfrentamiento entre uniformados y el delincuente cayó herido. Tenía el arma en las manos”, aseguró Navarro.

Cárdenas fue embarcado en una ambulancia del Cuerpo de Bomberos y llevado a un subcentro de salud, donde comprobaron su deceso.

La víctima no registra antecedentes penales. Era casado y su cónyuge esta embarazada.

Se encontró un arma en su poder

El coronel Navarro detalló que en el lugar del suceso se encontraron los siguientes indicios: una pistola de fabricación nacional, calibre 9 milímetro, cuya alimentadora tenía tres proyectiles.

Además se hallaron tres vainas servidas que al parecer provenía del arma de fuego del sospechoso y tres vainas servidas usadas por los policías.

El caso fue presentado ante el Fiscal de turno y los agentes fueron llevados a la Unidad de Flagrancia. El funcionario judicial dispuso que se le realice un barrido electrónico a los 8 policía que tomaron el procedimiento y la víctima.

Los agentes quedaron libres, pero deberán responder a cualquier llamado de la Fiscalía.

El fiscal Wilson Álvarez dijo que la Fiscalía inició una investigación por delincuencia organizada, con el fin de dar con el paradero de las personas que iban en los otros vehículos.