Exclusivo
Actualidad

¡En Ecuador, Jorge Lanata “estaría preso”!

Municipio de Guayaquil declaró Huésped de Honor a periodista argentino.

Homenaje a Jorge Lanata, periodista argentino..
El alcalde Jaime Nebot otorga al periodista Jorge Lanata el reconocimiento a su lucha por la libertad de expresión.Miguel Canales

Si Jorge Lanata hiciera periodismo en el Ecuador, estaría preso. Al menos a esa conclusión llegó el argentino la noche del jueves 27 de octubre de 2016, durante la entrega de un reconocimiento a su lucha por la libertad de expresión, otorgado por el Municipio de Guayaquil en el Salón de la Ciudad.

Frente a un auditorio lleno de personalidades de la política y de los medios de comunicación porteños, el polémico Lanata (56 años), periodista, escritor y conductor del programa Periodismo para todos, que se transmite por Canal 13, disparó ráfagas verbales y dio en el blanco durante los trece minutos que duró su discurso, en el que hizo paralelismos entre los sistemas políticos del Ecuador y Argentina, a los que calificó de populistas. Su gruesa figura, ataviada con la exagerada blancura de su saco y camisa, que hacían juego con un pantalón yin gris oscuro, apareció en el podio cerca de las 19:00, luego de que el alcalde Jaime Nebot resaltara las cualidades del comunicador y explicara entre aplausos las razones por las que lo declararon Huésped de Honor: porque ha luchado por la libertad de expresión con viento en contra.

Informal, directo y mordaz, Lanata, duro detractor del kirchnerismo, se refirió a la famosa “década ganada”, como denominó la expresidenta de su país, Cristina Fernández de Kirchner, a su periodo de gobierno, pero que para el comentarista “fue en verdad la época más corrupta de la historia del país”.

Hizo un repaso por los sitios en los que existe un régimen casi dictatorial, el cual, según él, es una consecuencia de lo que hicieron (o no) sus antecesores.

“Vengo de un país donde se sostenía que el gobierno tenía el ‘copyrigth’ de la verdad. Que los pobres eran necesariamente buenos porque eran pobres, que los ricos eran necesariamente malos porque eran ricos... Habrá buenos y malos pobres o ricos, nadie lo es por definición dogmática. Estos gobiernos pensaron que el periodismo forma siempre parte de un complot y que tienen intereses ocultos, no entienden el periodismo y no lo entendieron nunca”.

Cuestionó además el premio Manuela Sáenz, que el régimen de Rafael Correa entregó a Cristina Férnandez en septiembre pasado, ya que “la exmandataria tuvo que pedir permiso a la justicia para salir del país porque no podía”. Lo dijo ante el asombro de los presentes, que escuchaban detenidamente que el gabinete kirchnerista tiene actualmente 745 causas por corrupción en trámite, “Cristina sola tiene 298 (causas judiciales). ¿Estos eran los valores que el Ecuador exaltaba cuando le daban el reconocimiento?”. Este homenaje en Guayaquil lo emocionó especialmente porque fue recibido en un país donde, según él, la libertad de expresión “es casi imposible de llevarla a cabo”, por lo que prometió volver para quedarse una semana o “hasta que nos encontremos en un Ecuador democrático”.

Al finalizar, Lanata fue conducido hasta el despacho del Alcalde, donde se fotografió con él, con la vicealcaldesa, Doménica Tabacchi, a quien obsequió su discurso autografiado; la candidata presidencial Cynthia Viteri, concejales, empresarios y miembros del Partido Social Cristiano, antes de dejar el Municipio.