Exclusivo
Actualidad

“Le di cuatro nalgadas para que se calmara”

Según el progenitor, el pedazo de tela que colocó en la boca de su niña era para entretenerla. Ayer le dictaron prisión preventiva por asesinato

La mañana de ayer el padre de la bebé fallecida fue sometido a la audiencia de formulación de cargos.
La mañana de ayer el padre de la bebé fallecida fue sometido a la audiencia de formulación de cargos.JUAN FAUSTOS SANDOVAL

“Mi intención no era hacerle daño, le di cuatro nalgadas para que se calmara porque no dejaba de llorar, pero no le di fuerte, incluso ella tenía puesto el pañal. Luego le coloqué bien la faja y le puse un trapito en la boca, pero era para que ella se entretuviera”. Así inicia el relato que concedió a EXTRA el padre acusado de asfixiar a su bebita de seis meses.

El hombre, quien la mañana de ayer fue procesado por asesinato, narró que tomó el pañal de su bebé y lo colocó en su boca, no era la primera vez que lo hacía, ya que la niña estaba acostumbrada a chupar el pedazo de tela como si fuera un biberón.

La madre no dejaba de llorar mientras asentaba la denuncia en contra del padre de su bebé.

“Le puso un trapo en la boca para que no llore”

Leer más

Narró que eran las 03:00 y la niña estaba inquieta, por eso le dio varias golpes en las nalgas. Luego él y la madre de la pequeña se fueron a dormir en la parte posterior, mientras que a su hijita la colocaron sobre los asientos de la cabina del camión que conducía y en el que llegaron a Guayaquil para trasladar materiales de construcción.

Recordó que cuando despertaron se extrañaron porque la niña no había llorado y que apenas se percató de que su hija no respiraba trató de reanimarla dándole respiración con su boca.

“A las 04:30 me desperté porque hacía mucho calor, en ese momento me llamó la atención no escuchar a la bebé, porque conocía los horarios cuando despertaba y lloraba, era raro que no lo haya hecho”, expresó el padre de la criatura, mientras con sus manos esposadas y acompañado de sus abogados, quienes llegaron desde Quito, aguardaba la audiencia de formulación de cargos en su contra.

El hombre, quien es oriundo de la provincia de Santo Domingo de los Tsáchilas, pero que residía en Alóag, parroquia rural del cantón Mejía (Pichincha), admitió que se molestó con la madre de su bebita porque no le había dado de lactar, tampoco el biberón y supuso que ese era el motivo del llanto de su niña.

La madre de la niña (centro) llegó a la Fiscalía para asistir a la audiencia en contra de su pareja.
La madre de la niña (centro) llegó a la Fiscalía para asistir a la audiencia en contra de su pareja.JUAN FAUSTOS SANDOVAL

Contó que con la madre de la pequeña fallecida, una joven de 21 años y oriunda de Venezuela, tienen dos años de relación, pero ella no es su esposa, sino la persona con la que mantiene un amorío del cual nació la bebé.

“Con mi esposa tengo una niña de tres años. Soy de la Sierra y nuestros abuelos nos han fajado desde pequeños para ponernos duros. Es por eso que le dije a la mamá de mi niña que la fajara”, expresó el padre de la criatura muerta.

Autopsía: Asfixia es la causa del deceso

Según la autopsia practicada al cuerpo de la infante la causa de su deceso fue una asfixia por sofocación.

El fiscal Wilson Álvarez, de la Unidad de Flagrancia de Violencia de Género, manifestó que el informe forense reveló que la niña también presentaba hematomas en las nalgas, los cuales habrían sido provocados por el progenitor, en presencia de su madre.

“A mi criterio también existió responsabilidad de la mamá. Ella ha comentado que era agredida constantemente, su deber era denunciar y evitar que ocurra esto. Si bien es cierto la niña muere por asfixia, ella ya era víctima de maltrato”, sostuvo el funcionario.

El artículo 140 del Código Orgánico Integral Penal establece que la pena privativa de libertad por el delito de asesinato es de 22 a 26 años.