Exclusivo
Actualidad

Lo sentenciaron por llevar cocaína y en realidad era leche en polvo

Un vagabundo en Oklahoma fue sentenciado a 15 años de prisión injustamente.

Imagen coca
Las pruebas aplicadas en carretera suelen arrojar resultados erróneos.buenavibra.es

Al rededor de las 22:30 del 12 de agosto, Cody Greg estaba dianbulando por un vecindario del sureste de la ciudad de Oklahoma (Estados Unidos), cuando la policía lo vio. El vagabundo andaba en bicicleta, sin camisa y con una mochila en su espalda que lo hacía lucir sospechoso, según una declaración jurada, obtenida por el diario Oklahoman. Las autoridades decidieron ir tras él, Greg, al percatarse de ello comenzó a pedalear más fuerte en un intento de escapatoria.

La policía, de todas formas, detuvo al hombre y registraron la mochila que cargaba. En ella, encontraron una gran bolsa de plástico con una lata y un polvo blanco dentro de esta. Los agentes concluyeron que era cocaína y se llevaron al joven de 29 años bajo arresto.

Luego de casi dos meses de prisión, Greg se declaró culpable de posesión de cocaína con la intención de distribuirla. Sin embargo, dos días después de dictada la sentencia a 15 años de prisión, los resultados de las pruebas químicas realizadas al polvo determinaron que no era cocaína sino leche en polvo.

El vagabundo se había declarado culpable solo para dejar de pasar hambre en la cárcel de Oklahoma. En ese momento, la fianza se fijó en $ 50.000. Anteriormente ya había sido detenido por tenencia de drogas como marihuana, metanfetamina y parafernalia. En al menos una ocasión, la pena que debía cumplir fue eliminada por consideración a un problema mental que tiene.

En las redes sociales, las personas comentaban el caso de Greg y mantenían que este evento visibiliza un problema mucho mayor con el sistema judicial. El Registro Nacional de Exoneraciones ha encontrado que el 66% de las personas logran obtener la exoneración de sus cargos por declararse culpables. En lugar de pasar meses o años en la cárcel, las personas que no pueden pagar la fianza, prefieren declararse culpables lo sean o no.

Esta no es la primera vez que un alimento básico es clasificado como una droga por error. Sin embargo, las autoridades siguen utilizando pruebas que tienden a arrojar resultados incorrectos. The New York Times, en conjunto con Pro-pública, en el 2016, revelaron que decenas de miles de personas fueron encarceladas injustamente a raíz de pruebas de carretera que reflejaban falsos positivos. Los resultados se veían influídos por factores medio ambientales como el clima o la presencia de productos químicos como los que se encuentran en productos de limpieza.