Actualidad

¡Machetazo en la cara por un ‘rapidito’!

Un extranjero solicitó el servicio de una de las chicas, al no sentirse satisfecho volvió con el arma y la agredió.  Su compañera intentó defenderla.

QUITO MACHETE BUJITO
La agresión ocurrió en las calles Esmeraldas y Vargas, en el Centro Histórico de Quito.Adrián Peñaherrera

“Como a una sandía” le habrían partido la cabeza a Nicole, una trabajadora sexual que hoy no puede ni hablar por las heridas que le dejó su agresor.

Ocurrió a eso de las 13:00 del domingo. Un hombre se acercó y pidió sus servicios, fueron al cuarto y al cabo de 15 minutos –tiempo estimado para cada cliente– Nicole se vistió y salió. Para el tipo no fue suficiente, por lo que le reclamó por más tiempo. Ella no accedió, según cuenta Mónica, dirigente de la Asociación Primero de Mayo del Centro Histórico de Quito.

La mujer, de 27 años, volvió a su esquina y al cabo de unos minutos el hombre regresó con un machete y la atacó, según los testigos. Yuli, una de sus compañeras, intentó defenderla y puso el brazo frente al agresor y también resultó herida.

Las chicas de la asociación están enojadas por la agresión. “Si lo vemos por aquí se llevará su merecido”, dice Mónica.

Nicole fue llevada al Centro de Salud del sector, donde le curaron las heridas.

Según su hermana tiene 19 puntos en la cabeza, 12 en el rostro y nueve más en la mano. La víctima mostró las secuelas del ataque por vídeollamada, sin pronunciar una palabra, pero con los ojos llenos de lágrimas. El corte le atravesó la parte superior de la boca.

Imagen pixeke
Nicole mostró sus heridas por videollamada. Tiene 28 días de incapacidad.GUSTAVO GUAMAN

“Está devastada psicológicamente, además no podrá trabajar en un buen tiempo”, dice la familiar.

VULNERABILIDAD

El mayor William Guevara, del Distrito Manuela Sáenz, dijo a EXTRA que un policía del sector se iba a su casa cuando escuchó el bullicio en las calles Esmeraldas y Vargas.

“Él acudió y persiguió al sospechoso, vio donde entró y llamó a los refuerzos”, explicó.

El ciudadano venezolano, de 24 años, fue aprehendido y llevado a la Unidad de Flagrancias. Según la hermana de la víctima, estuvieron allí hasta la madrugada de ayer.

“No hubo ni audiencia y lo soltaron”, comentó.

En el Sistema Judicial no aparece ningún proceso iniciado en contra del sospechoso, lo que sí se constató es que tiene antecedentes por hurto en agosto de 2019 y en febrero de este año.

Mónica quiere llegar a las últimas consecuencias, pues considera que los derechos de su compañera fueron vulnerados tanto en la agresión como en el manejo del caso.

El médico que revisó a Nicole le dio 28 días de discapacidad por sus heridas, por lo que será un mes más sin tener ingresos.

“Ella no pertenece a la asociación, pero le permitimos que se pusiera en la esquina porque los night-clubs están cerrados por la pandemia”, explica Mónica.

Yuli, de 48 años, ecuatoriana también, está en reposo en su casa, aunque temen que el machetazo tenga alguna secuela.

“Cuando estaba aquí en el suelo decía que no podía mover la mano, esperemos que no tenga mayores consecuencias”, dijo el morador que auxilió a las chicas.

"Este es un hecho aislado, las asociaciones de trabajadoras sexuales se han organizado para hacer cumplir sus derechos”.
​William Guevara, mayor de Policía.

EL PELIGRO

Mónica, la dirigente de la Asociación Primero de Mayo, lleva en la prostitución más de 20 años y ahora trabaja por los derechos de las mujeres que lo ejercen. Hay avances en el respeto de sus derechos.

Sin embargo, el maltrato de los clientes o personas que simplemente transitan por donde ellas trabajan es cotidiano. “Hace dos años también hubo un tipo que quiso agredirnos con un cuchillo, pero estuvimos unidas”, relata.

En esa ocasión no les recibieron la denuncia porque el ataque no se concretó y porque supuestamente quien lo intentó no era un delincuente.

RELACIONADAS