Exclusivo
Actualidad

Celoso le cayó a planazos

La infidelidad de la que fue víctima un amigo lo afectó. Ahora él temía que su esposa le hiciera lo mismo y la atacó con un machete.

AGRESIÓN INTRAFAMILIAR
El hombre acusado de atacar a su cónyuge fue llevado a la Fiscalía.

La infidelidad de que presuntamente fue víctima un amigo afectó a Víctor Sancán. El hombre se enloqueció y la noche del lunes 19 de noviembre atacó con un machete a su esposa.

El hecho ocurrió a las 23:30 en la cooperativa Juan Montalvo, al noroeste de Guayaquil.

La víctima Gloria (nombre protegido) relató que cuando ella llegó de su trabajo, en un expreso, su esposo estaba esperándola en la puerta de la casa.

Enfurecido comenzó a insultarla y a celarla con sus compañeros de trabajo.

“Sacó un machete y me amenazó. Me dio de planazos en la pierna y me corrió por todo el barrio con un machete en la mano”, dijo la afectada.

La mujer de 26 años contó que fue auxiliada por sus vecinos, quienes se despertaron por sus gritos de auxilio.

“Me dijo que me iba a matar, me quería obligar a entrar a la casa. No es la primera vez que por sus celos me agrede. La vez pasada me dio una cachetada”, acotó la fémina.

La desesperada mujer, en busca de auxilio, llegó hasta el domicilio de su suegra, mientras que sus dos niños de 10 y 2 años quedaron en casa.

La mamá del implicado dijo que hace algunos días su hijo le había revelado que se sentía mal, porque la esposa de un amigo le fue infiel, “mamá a un ‘pana’ la esposa le puso los ‘cachos’ temo que me pase lo mismo que a él”, comentó la señora.

La allegada expresó que ella trató de tranquilizarlo e incluso lo aconsejó que no vaya a cometer alguna locura. “Pero él no se tranquilizaba, incluso agredió a uno de los agentes”, mencionó la afectada.

El hombre fue embarcado en un patrullero y llevado hasta la Unidad de Delitos Flagrantes para ser puesto a órdenes de las autoridades.

Al mismo lugar acudió la mujer, pero para asentar la denuncia en contra del hombre que hace tres años juró amarla, pero que por los celos, se convirtió en su verdugo.