Exclusivo
Actualidad

Mar se volvió a secar en puertos pesqueros de la península

Fenómeno se presenta desde hace tres días. Hay dificultades para salir a faenas al no poder mover sus embarcaciones.

pescadores
Por causa de la 'sequía' el costo de los productos de mar subieron.Joffre Lino

Desde hace tres días el mar se seca más de lo normal en los puertos pesqueros Santa Rosa y Anconcito. El raro acontecimiento ha hecho que los artesanos de estos sitios tengan dificultades en sus labores diarias.

La mañana de hoy lunes 16 de noviembre, varias lanchas quedaron encalladas en el lodo, mientras que otras no pudieron entrar al puerto debido a la disminución considerable del agua marina. Aunque no es la primera vez que sucede un hecho como este, los pescadores coinciden que cada vez el océano se recoge en mayor distancia.

“Esta vez el fondeadero se ha quedado sin mar hasta la mitad, antes era una proporción pequeña de la orilla, sabemos que es aguaje, pero nos preocupa que en cualquier momento en la subida del mar pegue con fuerza y dañe las fibras”, dijo Juan González mientras se apresuraba amarrando el ancla de su embarcación.

Preocupación en peninsulares

En el malecón de Santa Rosa los habitantes se aglomeraron para comentar la situación. Consideran que ahora no sólo están afectados por los piratas y el coronavirus, sino que también hasta el mar se les seca de vez en cuando.

“Estamos de mala racha”, expresó Julio Tigrero al hacer referencia de que el 20 de octubre pasado ocurrió algo similar, aunque esa vez el agua no bajó tanto como hoy. “Llevó 30 años pescando y esto no ocurría antes, ahora de manera continua se presenta esto”, manifestó Cecilio Cruz en el puerto de Anconcito, en donde también los pescadores se mostraron preocupados por lo ocurrido.

Debido al suceso, el valor de los peces que se comercializan en estos dos lugares aumentaron su costo. Por ejemplo, la libra de dorado que se consigue a un dólar, en estos días subió a uno 75 centavos y hasta dos dólares. La albacora, cuya libra cuesta un dólar con 25 centavos, llegó hasta dos con 25. "No hay mucho pescado porque el mar se está secando y por eso venden caro", se quejó la moradora Carmen Morales.

El oceanógrafo peninsular Johnny Chavarría Viteri, dijo que el suceso se trata de un “perigeo lunar” que al coincidir con luna nueva produce que en la bajamar se recoja el océano de forma máxima, más aún en las bahías en donde se presentan oleajes que llegan del noroeste, situación que en estos días ocurre en Santa Rosa y Anconcito.

En la zona marina de Santa Elena por lo general las olas llegan con los vientos del sur del continente, y cuando se presentan las del norte que los pescadores la conocen como “norteñas” causan ciertos estragos.

Cuando ocurre este fenómeno las mareas suelen ser más fuertes o el mar se baja más de lo habitual, no hay porque alarmarse”, explicó Chavarría, quien además destacó que el próximo perigeo será el 12 de diciembre de este mismo año.

TE RECOMENDAMOS