Exclusivo
Actualidad

Presunto francotirador habría matado a ‘Mila’

El hombre está identificado y pesa sobre él una denuncia en la Fiscalía de Cuenca.

Imagen mascota ok

´Mila´ ya no está más. El disparo de un arma de fuego directo al corazón, cegó su vida. Sus jugueteos y ladridos quedan en los recuerdos de los vecinos de la ciudadela Álvarez, al sureste de Cuenca.

La perrita de cuatro años de edad era la compañera de Lorena López y Cookie, su segunda mascota.

‘Lore’ y ‘Cookie’ han quedado huérfanas tras la acción de un hombre que sin más ni más, dio muerte a la can que había superado una lesión de columna sufrida hace un año y medio producto de un atropellamiento, según su cuidadora.

El hecho motivó a los colectivos defensores de la vida y derechos de las mascotas, a realizar una vigilia en exigencia de justicia.

Con globos de color blanco, velas encendidas, carteles y acompañados de una decena de canes, de varias razas, colores y tamaños, se ubicaron junto la vivienda donde Mila fue muerta, para promover la conciencia ciudadana y exigir castigo para quien habría matado a la perrita.

El disparo fue en el corazón y ejecutado por un experto en tiro desde una camioneta, según el parte policial.

“De nada sirvió que lo haya curado y cuidado de una lesión en la columna, producto de un atropellamiento. La hallé en la carretera hace un año y medio, estaba tendida en el piso.

Un carro lo había atropellado. La traje a casa; la curé y la adopté, pero un ser inhumano lo ha matado como un vil cobarde”, adujo Lorena López mientras sus lágrimas afloraron recordando los lindos momentos que pasó en compañía de ´Mila´.

El presunto autor ha sido identificado gracias a las cámaras de seguridad de las viviendas del barrio. Sería un vecino del lugar quien ya ha sido denunciado.

El hecho ha conmocionado a la colectividad morlaca, y a través de las redes sociales se ha viralizado exigiendo castigo para el autor de la muerte de la mascota que era muy querida por los habitantes de la ciudadela.

Un testigo contó que mataron a la mascota en la vereda de la vivienda de su propietaria, cuando un adulto mayor abría la puerta para que ingrese la perrita luego de haber jugado en la cancha deportiva, frente a la casa.

Tras el disparo, la mascota con la herida mortal corrió desesperada unos 30 metros, hasta que cayó sin vida, expresó el vecino.

Marco Samaniego, presidente de la fundación Peluditos, colectivo defensor de la vida y derechos de los animales de compañía, sostuvo que este hecho no puede quedar en la impunidad, “porque no solo se trata de un animal, se trata del irrespeto a la vida”.

Otros colectivos defensores de los derechos de los animales, se sumaron al rechazo y la noche del miércoles sus representantes con velas encendidas simularon el último adiós a la mascota que la tarde del martes fue sepultada en San Joaquín, en un terreno de propiedad de cuidadora y compañera de la can.

Dato

El Código Orgánico Integral Penal, COIP, en su artículo 249, sostiene que la persona que cause la muerte del animal será sancionada con pena privativa de libertad de tres a siete días.

Dueños del animal señalan que la persona que disparó terminó con la vida de una mascota y también puso en riesgo la integridad de moradores que estaban cerca.