Exclusivo
Actualidad

Mediación, una alternativa ante la ‘chirez’ por la pandemia

Es posible llegar a acuerdos legales ante deudas como efecto del virus, señala un experto

mediación
Es posible llegar a un acuerdo con validez legal para evitar juicios, comenta Marlon Muñoz, director nacional del Centro de Soluciones legales.Cortesía

Evelyn (nombre protegido) labora como enfermera en una casa de salud de Guayaquil. Haciendo un esfuerzo rentó un pequeño departamento para vivir, pero por el atraso de su salario justo en plena época de la emergencia sanitaria, se atrasó en dos cuotas.

“La casera me cortó los servicios básicos. Yo le dije que le iba a pagar pronto, pero no me quiso ayudar”, lamenta la mujer.

Ante tal situación, ella tuvo que mudarse con un pariente, pues ya no tenía cómo pagar el arriendo. Casos como este han proliferado durante esta etapa color de ‘hormiga’ que atraviesa el país y el planeta.

Marlon Muñoz, director nacional del Centro de Soluciones Legales (Censol), indica que una alternativa para evitar similares situaciones es la mediación. Es decir, un proceso legal a través del cual las partes logran un acuerdo para cumplir con sus obligaciones, evitando así iniciar un juicio cuya resolución puede tomar mucho tiempo. Dicho trato tiene validez legal y debe ser realizado en los centros de mediación acreditados.

Muñoz comenta que la institución a su cargo atendió cerca de 400 casos, “que no fueron al sistema de justicia y le ahorraron al país un promedio de 8.000 dólares cada uno”.

Refiere que principalmente hubo conciliaciones en temas laborales y de inquilinato. “Hay arrendadores que son conscientes, que piden el 50% o 25% de los meses de marzo y abril. Esas son cosas que se puede lograr con la mediación”, explica.

Aclara que hay quienes incluso debían los meses de enero y febrero, antes de que el virus fuera declarado como una pandemia, en cuyos casos se podría aplicar la siguiente estrategia: pagar esos rubros en cuotas durante distribuidas durante el segundo semestre de este año.

En cuanto a los arrendamientos de locales comerciales que luego cerraron, el experto señala que los contratos que no finalizan se vuelven un dolor de cabeza para los empresarios. “Algunas personas cerraron los negocios, pero teniendo un contrato que está vigente. Pero a través de un acuerdo pueden terminar el contrato”, acota.

En el tema de las pensiones alimenticias, debido a que muchos padres de familia han sido despedidos de sus trabajos, es posible rebajar sustancialmente dicho valor mensual, sugiere Muñoz. 

TE RECOMENDAMOS