Militar recibió su castigo por darle 89 puñaladas

Exclusivo
Actualidad

Militar recibió su castigo por darle 89 puñaladas

El presunto asesino fue sentenciado a 34 años y 8 meses de prisión. Crimen se perpetró contra joven de la comunidad LGBTI

senten
Familiares y amigos estaban satisfechos con la sentencia dada al presunto hechor.Robert Siguenza

“Fue muy duro estar ahí en la sala viendo al asesino de mi hijo; yo quería que se termine este martirio para mí, pero ahora me siento en paz, y sé que mi hijo también está en paz porque le dieron la máxima pena al asesino”, así reaccionó Bielca Albuquerque, madre de Javier Slater Viteri Albuquerque, de 22 años, al informar que el presunto asesino de su hijo, Willinson Hilmar Corozo Medina, fue sentenciado a 34 años y 8 meses de prisión, además, al pago de 50 mil dólares de reparación integral

A los exteriores de la Corte Provincial de Justicia de El Oro llegaron, la mañana del miércoles 7 de julio, familiares, amigos y activistas que desde hacía un año, un mes y seis días pugnaban justicia para Javier, un joven de la comunidad LGBTI (lesbianas, gays, bisexuales, transgénero e intersex), cuyo ‘pecado’ fue tener otra preferencia sexual.

Para ellos, no fue un tema sencillo, pues en reiteradas ocasiones las audiencias se suspendían; aun así, no desmayaron. “¡Yo no sé cómo pueden existir personas con ese corazón, tan cruel!”, exclamó la madre, vestida de negro, angustiada, pero a la vez llena de valor para enfrentar lo que, según dijo, fueron “los entuertos de esta lucha hasta conseguir justicia para mi niño. “Gracias a Dios se hizo justicia”, aseveró.

El crimen ocurrió el 27 de mayo de 2020, en Arenillas, cantón fronterizo de la provincia de El Oro. El sospechoso, un conscripto del cuartel militar Batallón de Infantería N° 1 Constitución, salió esa noche rumbo al cuarto de Javier Viteri y solo le tomó 25 minutos para apuñalarlo en 89 ocasiones y provocarle otras lesiones. Al huir de la escena del crimen se llevó consigo dos mochilas y el celular de la víctima.

Las autoridades informaron que un chat reveló que horas antes al asesinato, Javier y el conscripto acordaron encontrarse para mantener un encuentro sexual.

En el chat se lee que Willinson Hilmar le preguntaba a Javier su dirección, para ir al encuentro. Sin embargo, las autoridades aún no se explicaban cómo el conscripto logró salir del cuartel a esa hora de la noche. (RS)