Exclusivo
Actualidad

Mirador turístico de Oña ardió en llamas

La quema vegetal ha destruido 240 hectáreas de vegetación nativa y primaria.

Imagen AZUAY QUEMA VEGETAL EN OÑA 2
Tres días necesitaron los socorristas para controlar la emergencia forestal.Cortesía.

240 hectáreas de vegetación nativa desaparecieron del cantón azuayo de Oña. Entre ellos, el mirador turístico que formaba parte del cerro Mauta.

Este lugar fue afectado por una quema vegetal que en tres días acabó con la fauna y flora de la loma. La emergencia se declaró concluida la mañana de este martes 30 de octubre y fue calificado de “dantesco”.

El fuego inició el domingo 28 de octubre y se fue agravando con los días. La fuerza y dirección del viento, generó que las llamas se tornen incontrolables para los socorristas forestales de bomberos de Oña.

“Ha quedado una capa inmensa de ceniza y sin vida silvestre”, contó un socorrista del Cuerpo de Bombero de Oña, que junto a 10 compañeros, unos 40 comuneros y bomberos de Saraguro, combatieron la quema.

Desde la Secretaría de Gestión de Riesgos, tras calificar al año 2018 como el más crítico en cuanto a incendios forestales, se cita la cifra escalofriante de: 3.059 hectáreas de vegetación desaparecidas por quemas vegetales, casi el doble las 1.609 hectáreas registradas en el 2017.

Cuenca figura en primer lugar con el mayor daño ecológico, de 1.340 hectáreas aniquiladas.