Exclusivo
Actualidad

Una tradición que perdura: los años viejos de la 6 de Marzo

La 6 de Marzo, se convierte en un museo cada año previo a finalizar el mismo por la tradicional exhibición y venta de monigotes de todo tipo; personajes locales, políticos, televisión, cómics, entre otros.

Años viejos deportivos en la calle 6 de marzo.
La 6 de Marzo, se convierte en un museo cada año previo a finalizar el mismo por la tradicional exhibición y venta de monigotes de todo tipo; personajes locales, políticos, televisión, cómics, entre otros.Extra

Durante el mes de diciembre este sector de la ciudad cambia totalmente su aspecto debido a la llegada de unos visitantes de papel y pintura, los cuales se colocan en esta avenida del centro-sur para ser exhibidos al público.

A esta calle de Guayaquil llegan miles de personas en época de navidad y fin de año por el atractivo que constituye la elaboración de estas figuras que oscilan entre 1 y 3 metros de altura y captan la atención los ciudadanos locales e inclusive de turistas extranjeros.

La 6 de Marzo se convierte en un museo cada año previo a finalizar el mismo por la tradicional exhibición y venta de monigotes de todo tipo; personajes locales, políticos, televisión, cómics, entre otros, son los que adornan las aceras de unas 14 cuadras aproximadamente desde las calles Huancavilca hasta Venezuela.

Los precios son accesibles y se ajustan para todo tipo de bolsillo. Hay monigotes con valores que van desde $ 5, $ 15 , $ 20 y $ 25, los más económicos; mientras otros de mayor tamaño y detalles se valoran desde $ 150 hasta $ 350.

Ricardo Fernández, quien preside Asociación de Fabricantes de Muñecos, creada el 6 enero de 2006, cuenta que la actividad se remonta desde hace unos 45 años atrás. Él menciona que este gremio lo integran unos 520 socios en la actualidad.

Nos cuenta que, en tiempo pasado, los monigotes se fabricaban de aserrín y se les ponía una careta para ponerlos en venta. Luego empezaron los elaborados de madera, cartón y papel, más la careta.

Actualmente el trabajo se ha modernizado y consiste en tallarlos en espumafón con papel de sacos de cemento y harina, creando un molde para ser vendido como producto final, es decir el monigote tal como se lo conoce.

Las actividades de elaboración de monigotes se mantienen todo el año, especialmente para quienes tienen talleres en la zona. Fernández explica que fabricación de un monigote promedio tarda unos 3 días para salir del molde y ser puesto en venta.

Sin embargo, existen otros denominados “fosforito”, los cuales, en un día, se confeccionan de 5 a 6 muñecos a base de madera y cartón forrado con pintura en su superficie.

Para Ricardo, la construcción de años de viejos no representa su única labor; además posee una picantería para su sustento. Sus hermanos, también artesanos, se dedican otras actividades como mecánica y comercio.

Pese a que el lugar es considerado como un atractivo turístico, hay factores que perjudican el libre acceso al público y la comercialización de los monigotes. Uno de ellos son los comerciantes informales. Este grupo acostumbra a ubicarse a lo largo de la 6 Marzo alterando el tránsito y el orden que necesita la vía para la exhibición de los años viejos.

Fernández dice que han conversado con las autoridades correspondientes y les plantearon la problemática. Asegura que el gremio no desea que los informales sean botados del lugar, sino que sean reubicados en las calles transversales de la zona donde no hay mucho movimiento de compra y venta de monigotes. Él afirma que ya han existido accidentes en el sitio por la aglomeración.

Otro punto es que algunos dueños de viviendas del sector han optado en cobrar entre $ 200 y $ 300 por un espacio en la vereda frente a sus inmuebles. Ernesto Fernández, fabricante y comerciantes de la zona, dice que esta acción inicio desde hace unos 6 años. Él nos indicó que este cobro es ilegal y que las autoridades municipales se encuentran al tanto de la situación.

Compromisos para mantener el orden

El pasado martes 12 de diciembre, autoridades gubernamentales mantuvieron una reunión con miembros de la calle 6 de Marzo, con la finalidad de definir medidas para mantener el orden en este punto de la ciudad.

La Mesa Técnica de Seguridad estuvo encabezada por el Gobernador de la provincia, José Francisco Cevallos y entre los objetivos planteados están que se garantice la seguridad ciudadana, la venta organizada de años viejos y juegos pirotécnicos; y erradicar contrabando de pólvora artesanal.

Entre los compromisos que se definieron el aumento en el resguardo policial de la zona debido a la gran afluencia de personas, organizar a los vendedores de acuerdo a los productos que expendan; así como capacitar a los moradores en temas de emergencias como potenciales casos de incendios y movimientos telúricos.

“Estamos coordinando acciones para la seguridad de la población en las festividades del mes de diciembre, donde se realizan exhibiciones de monigotes, ventas de juegos pirotécnicos y alimentos en general”, señaló el Gobernador.

El tránsito también será reorganizado

A partir del sábado 16 de diciembre la Agencia de Tránsito Municipal (ATM), también implementará un plan de contingencia en lo que respecta al flujo vehicular en la calle 6 de Marzo.

Una de las propuestas, según Freddy Granda, jefe de Planificación de la ATM, es que los buses que circulan por esta vía, sean trasladados temporalmente a la calle Lorenzo de Garaycoa, desde Luque, donde empieza el desvío, hasta Venezuela.

En el operativo se desplegarán 10 agentes y 10 estudiantes próximos a graduarse de la institución y está previsto se extienda hasta 7 de enero. Otra de las disposiciones es que solo el 31 de diciembre se cerrará la calle al tráfico vehicular.

Agregó que el Municipio de Guayaquil controlará que no se instalen comedores en la calzada, vendedores de comidas preparadas, personas con cocinas a gas o pailas con aceite para frituras.