Exclusivo
Sucesos

No pueden con tanto 'monstruo'

Habitantes de El Triunfo no confían en las leyes. Policía dice que víctimas de violencia sexual se desaniman de denunciar por tardanza de proceso

detenidos
Uno de los casos más abominables fue el de un hombre que violaba a sus dos hijastras, con el consentimiento de la madre de ellas.Mariela Ulloa-Extra

Han dejado de murmurar y ahora rechazan con firmeza los casos de violencia sexual que en las últimas semanas han sido destapados en El Triunfo.

Habitantes de este cantón de la provincia del Guayas califican como 'espeluznante' los abominables hechos que se encontraban archivados en la Fiscalía y que EXTRA publicó hace dos semanas. La mayoría de estos son de padres que han abusado de sus hijos.

No hay confianza en las leyes, porque estas protegen al agresor y no a la víctima. Aquí no vemos a los casos como algo normal. Esto que pasa es horrible, aterrador”, dice Rosa Mercedes, de 60 años.

El caso que acabó con el silencio de la población fue el de una madre que prostituía a sus cinco hijas, de entre 11 y 18 años, por 20 dólares o una jaba de cervezas, hecho que se conoció en enero de este año.

Marco Di Lorenzo, primer presidente del Concejo Cantonal de El Triunfo, responsabiliza a la falta de educación de las personas que ven a las relaciones entre padres e hijas como algo normal. “Las leyes deberían ser más duras con el agresor, que protejan a las víctimas, si no la población saldrá a defenderse”.

Otros como Patricia García, residente de la ciudadela Lenín Moreno, considera que el temor de ciertas madres a ser abandonadas por sus parejas, deja vía libre para que estos abusen sexualmente de sus hijos. “No hay confianza en nada ni nadie”, agrega.

Otro problema es la falta de información para saber cómo actuar ante una situación como estas, señala María Bayas. “Es hora que las mujeres aprendan a ser madres antes que mujer, y que se les oriente con amor y temor a Dios. Aquí la Iglesia también debe involucrarse”.

Ella pide a las autoridades que se trabaje en un plan de acción para dar a conocer los casos y que las afectadas denuncien sin temor a los agresores.

RELACIONADAS

Víctimas se desaniman

Para colmo de males, El Triunfo no cuenta con médico legista, peor con un psicólogo. El sargento Pedro Chicaiza, jefe encargado de la Dirección de Policía Especializada para Niños y Adolescentes (Dinapen), dice que la mayoría de las víctimas están desorientadas por la ausencia de profesionales. El abandono de casos se da por amenazas, pero sobre todo, porque las afectadas viven con el “monstruo en su casa”.

Según los registros policiales de este año, en El Triunfo se ha dado 29 casos de agresión sexual, 22 de ellos tienen como víctimas a menores de edad, de los cuales solo cuatro recibirán sentencia.

El coronel Emerson Ubidia, jefe de la Policía de El Triunfo, cree que la falta de un forense en este cantón se debe a que no existe presupuesto. “El hecho que tengamos que acudir a un médico legal de Milagro para los exámenes le quita tiempo al proceso, tiempo en el que las víctimas se desaniman y abandonan los casos”.

Para frenar esta ola de agresiones sexuales, la Policía tenía previsto lanzar un plan denominado ‘Por una vida libre de violencia’, que impulsa la denuncia de estos hechos. La campaña sería socializada en la ciudadela Arbolito 1, Santa Rosita y en el cantón Bucay. 

TE RECOMENDAMOS