Montecristi: Adulto mayor con alzhéimer desapareció hace 28 días

Exclusivo
Drama

Montecristi: Adulto mayor con alzhéimer desapareció hace 28 días

Familiares lo han buscado en Manabí y partes de Guayaquil, pero nada… Su esposa prefiere que no la reconozca y la confunda con su madre, a perderlo.

desaparecido
A pesar del dolor, la familia de don Manuel tiene fe de que aparecerá sano y salvo.Juan Faustos / EXTRA

“Mi suegra llora, casi ni come, todos los días pregunta por su esposo, don Manuel Anchundia, quien ya mismo cumple un mes de desaparecido. A ella no le importa si él ya no la reconoce y la confunde con su mamá, debido al alzhéimer que padece desde hace dos años. Prefiere eso a perderlo”, manifiesta Verónica Anchundia, de 41 años, canillita de Diario EXTRA desde hace más de una década, quien acudió a nuestras instalaciones en busca de ayuda.

“Yo sé que el periódico circula a nivel nacional y alguien puede ver esta nota, identificar a mi suegro y permitirnos dar con su paradero”, expresa la manabita, quien cuenta que su familiar salió de su casa, ubicada en el pueblo La Sequita, cantón Montecristi (Manabí), a las 16:00 del pasado 17 de abril.

Ese día, la esposa de Manuel, de 75 años, doña Indaura (70 años), salió a vender papel higiénico, pasta dental, entre otros productos que comercializa, y dejó a su pareja al cuidado de su hijo Geovani. Pero en un descuido, el septuagenario salió de la vivienda.

esposos
Doña Indaura y su amado. No hay día que ella no lo busque en Manabí.Cortesía

Verónica confiesa que ya en cuatro ocasiones anteriores el adulto mayor había desaparecido, pero lo han encontrado en pocas horas. Esta es la primera vez que su ausencia se ha prolongado. Ya van más de tres semanas.

El día que desapareció vestía una camisa mangas largas color palo rosa con un pantalón de tela café. Y salió descalzo. Cojea en su pierna derecha por una caída que tuvo hace 10 años.

“Eso nos preocupa, que se haya lastimado los pies por caminar y caminar, si es que está en las calles. También nos pone a pensar qué come, dónde duerme, cómo hace ahora que las noches están frías. Estamos asustados con la delincuencia y el peligro que existe, que alguien le haga daño”.

La búsqueda no para

Verónica, doña Indaura y sus ocho hijos lo han buscado en Montecristi, Jaramijó, Manta, Jipijapa, Santa Ana y han llegado hasta Guayaquil.

“Quien sepa algo de mi suegro, por amor a Dios, comuníquese al 0991297192. Lo extrañamos demasiado”.Verónica Anchundia, familiar

Ellos ya presentaron la denuncia en la Fiscalía. Han repartido y pegado numerosas volantes y publicado la fotografía de don Manuel en redes sociales. La única respuesta que han tenido fue la de una amiga, quien aseguró haber visto al septuagenario en la cooperativa Juan Montalvo, noroeste del Puerto Principal.

“Yo vivo en Guayaquil, por eso mi suegra y cuñados vinieron a buscarlo en el feriado pasado, pero no lo encontramos. Les cocinaba, pero no comían de la tristeza y preocupación. Doña Indaura está bien flaquita y a mí me preocupa que le pase algo por la incertidumbre y la angustia. Le digo que se alimente para que tenga fuerzas y lo podamos seguir buscando”, comenta entre sollozos Verónica, quien no quiere que el alzhéimer separe a sus suegros, luego de permanecer 45 años juntos. Toda una vida.