Exclusivo
Judicial

Una moto 'desapareció' tras chocar contra baranda en La Puntilla

Dos jóvenes resultaron heridos. No portaban documentos y tampoco quisieron identificarse, por eso ambos fueron llevados con custodia a un hospital

El exceso de velocidad habría provocado que dos jóvenes, quienes se movilizaban en una motocicleta, perdieran el control del vehículo y se impactaran contra una baranda del paso a desnivel que está sobre el kilómetro 3 de la avenida Samborondón, en la parroquia satélite La Puntilla, en Guayas.

El jefe provincial de la Comisión de Tránsito del Ecuador (CTE), coronel Ridler Acuña, informó que, de acuerdo a una inspección preliminar, se determinó que los afectados habían cruzado hacia Samborondón desde el puente que une a ese sector con Guayaquil y que, tras chocar, se arrastraron por los menos 30 metros.

RELACIONADAS

Eso fue establecido por las marcas que quedaron en las barandas y en la calzada. Además, la sangre que perdieron los individuos dejaron marcado.

No quisieron identificarse

Las víctimas no portaban documentos y tampoco quisieron identificarse. Uno de ellos lucía grave, con fracturas en el cráneo, y fue llevado de urgencia al hospital Luis Vernaza, del norte porteño.

El otro sería llevado al mismo sitio en una segunda ambulancia, pues se encontraba consciente y podía esperar un poco más, en comparación a su acompañante.

En la espera, los investigadores de la Oficina de Investigación de Accidentes de Tránsito (OIAT) le consultaron por su nombre y el de la otra víctima, pero el individuo se negó a proporcionarlos.

MOTORIZADOS HERIDOS A (31961941)
En la escena, los investigadores recogieron las pertenencias de los afectados.Freddy Rodríguez

El coronel Acuña mencionó que los primeros agentes que llegaron a la escena no encontraron la motocicleta en la que se transportaban los ahora heridos, pero sí a un grupo de más de quince motorizados, quienes no colaboraron con información del accidente y el actual paradero del vehículo accidentado.

El oficial explicó que se indagará el paradero del vehículo, pues se desconocía si alguien lo robó o si algún conocido de los afectados se la llevó para esconderla y evitar los procedimientos legales.

Por el actuar sospechoso de los heridos, a ambos se les proporcionó custodia, pues con la ayuda de otras entidades los agentes buscarían precisar sus identidades y si registran algún antecedente o boleta de detención en su contra.

TE RECOMENDAMOS