Exclusivo
Actualidad

9 pistas sobre las municiones militares sustraídas

Las municiones debían permanecer en las bodegas de los recintos militares, pero eran desviadas hacia San Lorenzo. Alias Sobeida es la líder de esta organización.

Imagen fiscaliageneral
En rueda de prensa Fiscalía dio detalles del operativo Camaleón.Twitter Fiscalía.

Las bodegas donde reposan las armas y municiones de las Fuerzas Armadas del Ecuador entran a revisión. Esto como parte de la investigación que realiza la Fiscalía sobre la sustracción de estas herramientas destinadas para el uso de militares, pero que en algunos casos fue desviado.

Se busca determinar cuántas fueron sustraídas, luego de lo que Álvaro Gaybor, fiscal asignado a este caso, asegurara que “los datos en el sistema fueron modificados”. Esa alteración en la información oficial que el Ejército manejaba, permitió que las municiones no permanezcan completas.

El operativo Camaleón se desarrolló en cuatro provincias este 16 de octubre en 13 domicilios y cinco recintos militares. Ya hay 13 personas con prisión preventiva —siete de ellos son uniformados— y la Fiscalía dio detalles de cómo se dio esta salida de armamento.

1. Del grupo de detenidos hay un funcionario público que pertenece a la Dirección de Tecnología de información de la Comandancia General del Ejército. Es civil, tenía libre acceso a las bases de datos y fue quien habría manipulado los números.

2. Basados en esto, Fiscalía hizo los allanamientos respectivos e incautó equipos electrónicos y computadores donde se dieron esas modificaciones.

3. En su mayoría lo que se sustrajo eran municiones. Se lo hizo de diferentes recintos militares y con la ayuda de personas que tenían acceso a las bodegas.

4. Con la alteración en las bases de datos, fue posible desviar municiones de las bodegas a casas de supuestos colaboradores de Guacho.

5. ¿Quién era el contacto con los disidentes de las FARC? El fiscal Gaybor dijo sería la única mujer detenida: “Alias Sobeida era la cabecilla de esta organización. Tiene relación directa con el ciudadano alias Guacho, que sería la persona a la que estaría proveyendo”.

6. Esta relación se pudo comprobar a través de contactos telefónicos, donde Sobeida organizaba y planificaba la transportación y entrega de municiones.

7. El sitio de operación para distribuir el armamento era San Lorenzo, Esmeraldas.

8. El único antecedente que se tiene y que está relacionado a esta red es un operativo de rutina que dejó 5.000 municiones incautadas de un vehículo. Estas estaban siendo transportadas por un militar en servicio pasivo. Sucedió hace un mes.

9. La investigación previa en este caso se inició el 8 de agosto pasado.

El fiscal a cargo explicó que aún no se sabe si quienes intervinieron en esta red fueron beneficiados económicamente. Eso, junto con la cantidad de material extraído y las pérdidas que supone al Estado, se mantiene en investigación. No se descarta que como producto de ello, se hallen más personas relacionadas.