Exclusivo
Actualidad

Un muerto y cuatro heridos en la vía Guayaquil-Salinas

Raúl Alexander Bravo Mendoza, quien manejaba un vehículo Chevrolet Sail color blanco de placa GSI 5671, perdió la vida tarde del domingo 18 de noviembre en un accidente de tránsito.

Imagen descarga (1)
Personal de rescate acudió a la emergencia.Joffre Lino / Extra

Raúl Alexander Bravo Mendoza, quien manejaba un vehículo Chevrolet Sail color blanco de placa GSI 5671, perdió la vida tarde del domingo 18 de noviembre en un accidente de tránsito ocurrido en el Km 65 de la vía Guayaquil-Salinas, en las inmediaciones de la población de Olmedo.

El auto que manejaba Bravo Mendoza viajaba con dirección a la península y por razones aún desconocidas se impactó contra un rotulo que identifica al poblado, posteriormente se estrelló con la baranda del puente, se elevó varios metros y cayó en la parte baja del ducto.

En el vehículo accidentado viajaban cinco personas, entre ellas dos mujeres, una de estas se encuentra en estado de gestación; también se encontraban un adulto mayor, un niño y el chofer que murió de forma instantánea al quedar aprisionado con el volante.

Según testigos, al momento que se logró sacar a Bravo Mendoza en una de sus manos tenía un teléfono celular en donde se encontró abierta la aplicación de WhatsApp. Los heridos recibieron asistencia médica por parte de los socorrista de la Comisión de Tránsito y bomberos.

El vigilante de tránsito, Miguel Rosario, indicó que dos de los cuatros lesionados fueron trasladados al hospital Liborio Panchana de Santa Elena y los otros al hospital del cantón General Villamil (Playas), mientras que el cuerpo de Raúl Alexander Bravo Mendoza fue llevado a la morgue de tránsito en la ciudad de Guayaquil.

José Chancay, un morador del lugar, aseguró que el accidente fue similar a la escena de una película. “Vi cuando el carro salió volando y luego se escuchó un tremendo golpe, todos nos asustamos y corrimos hacia el puente, fue muy desesperante ver como los heridos clamaban ayuda”, dijo.

Para muchos de los habitantes resultaba inexplicable el accidente debido a que en ese sector la vía es recta y muy amplia “quizás el chofer se durmió por el cansancio y más el exceso de velocidad provocaron la tragedia”, comentó Margarita López.