Los narcos de España se pasean por las redes sociales

Exclusivo
Actualidad

Los narcos de España se pasean por las redes sociales

Uno de los narcotraficantes más buscados fue capturado este miércoles, pero no sin aparecer semanas antes rodeado de mujeres en un video de reguetón. Los ostentosos capos del estrecho de Gibraltar en España se pasean por las redes sociales, irritando a

Imagen Sin título
Captura del video donde aparece el Capo de Gibraltar.

Uno de los narcotraficantes más buscados fue capturado este miércoles, pero no sin aparecer semanas antes rodeado de mujeres en un video de reguetón. Los ostentosos capos del estrecho de Gibraltar en España se pasean por las redes sociales, irritando a las autoridades.

“Es una irreverencia. (...) Demuestra la falta de respeto que tienen (los narcos) con los cuerpos de seguridad”, afirmó a la AFP José Encinas, delegado en la zona del sindicato Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC).

Acompañado por el estribillo “¿Qué es lo que tú quieres que te den? ¡Candela!”, en el video Francisco Tejón se baja sonriente de un costoso Bentley, se baña en una piscina repleta de mujeres en bikini y termina entrando en una habitación donde lo esperan más mujeres.

Más de dos semanas después de aparecer este videoclip del reguetonero de origen cubano Clase-A, Tejón fue capturado este miércoles por la policía en La Línea de la Concepción, provincia de Cádiz (Andalucía, sur).

Se trata del jefe de “Los Castañas”, la mayor organización dedicada al tráfico de hachís en la zona conocida como el Campo de Gibraltar, en las noticias desde hace meses por las acciones temerarias de los narcos, con enfrentamientos con la policía, desembarcos de droga a plena luz del día o un asalto a un hospital para rescatar a uno de los suyos.

Francisco Tejón era buscado por la policía desde que escapara a un golpe contra su red a finales de 2016 junto al otro capo, su hermano Antonio, arrestado en junio pasado.

Irreverencia e impunidad de los narcos

La publicación del desafiante videoclip, que las autoridades presumen fue grabado en septiembre en una de las propiedades del narco, irritó a la policía en Cádiz, donde es confiscada el 40% de la droga que ingresa a España.

Subrayó además la presencia en redes de los narcotraficantes, donde comparten videos de su vida de excesos, con fotos de juergas o en vehículos deportivos, videos de personas desembarcando droga, otras pilotando narcolanchas...

Es “una muestra más de la impunidad con la que el narcotráfico durante décadas se ha movido en el Campo de Gibraltar”, señala Raúl Zambrana, portavoz en la zona de otro sindicato, la Asociación Española de Guardias Civiles (AEGC).

También es “un reflejo de la sociedad en que vivimos”, donde la gente airea su cotidianidad en Facebook o Instagram, estima Francisco Mena, presidente de la asociación Alternativas contra la Droga del Campo de Gibraltar.

“La gente normal y corriente cuelga en las redes sus viajes, sus actos sociales, y los narcos hacen exactamente igual”, comenta Mena.

Los criminales suelen evitar dar demasiados detalles en las redes que lleven a la policía a detenerlos, por lo que causó estupor cuando a principios de septiembre la cuenta en Instagram @cotilleolalinea divulgó, durante varias horas, antes de ser cerrada, fotos y videos con nombres propios, rostros y hasta identidades de supuestas amantes.

Vida de lujos

La ostentación de las bandas del narcotráfico es de larga data en la zona, donde los sindicatos policiales calculan que operan unas 30 con más de 3.000 colaboradores directos.

“Eso no es nuevo”, apunta Macarena Arroyo, fiscal antidroga del Campo de Gibraltar, donde se ven “coches de lujo, grandes gastos de joyería, artículos de lujo”.

“La figura del narco está totalmente instaurada. (...) Lo que nos puede resultar para afuera extraordinario, para ellos es normal. No es que se se sientan impunes, porque al final todos terminan cansándose de estar perseguidos, pero no le ven la gravedad” a sus actos, comenta Arroyo.

Mostrar una vida de excesos, continúa la fiscal, también es una “forma de vender lo que hacen” y reclutar jóvenes, en esta provincia con una de las tasas de desempleo más altas de España (26,86%).

Combatir estas redes que pueden pagar centenares de euros a un joven por alertar cuando sale una patrulla policial se complica por la falta de recursos de los cuerpos de seguridad, denuncian los sindicatos.

El gobierno español anunció en julio un plan de 7 millones de euros para reforzar con agentes y medios materiales esta zona, separada apenas por 15 kilómetros de agua de Marruecos, de donde proviene el hachís.