Exclusivo
Actualidad

¡Dolor tras naufragio de gabarra!

Los cuerpos están siendo velados en Naranjal (Guayas), El Guabo y Machala en El Oro. Uno de los fallecidos es ingeniero y acudía a realizar trabajos en una camaronera de Puná.

Imagen 3
Los cuerpos fueron rescatados a las 16:30 del mismo día.Fotos: Cortesía

El ser un ingeniero como su papá, era uno de los objetivos de Jimmy Josué Morán Garzón, quien el último miércoles acompañó a su padre, Jimmy Morán Ramírez, para conocer el oficio de las camaroneras.

Nunca se imaginó que, en su quinto viaje, iba a ser protagonista de una tragedia, pues la gabarra en la que se trasladaban, se viró en pleno Golfo de Guayaquil, a dos millas de la isla Puná, en la provincia del Guayas.

El padre de Josué iba a realizar trabajos de adecentamiento en unas piscinas camaroneras, para lo cual su hijo de 19 años lo iba a ayudar.

▷Lee también: Encuentran sin vida a tripulantes de gabarra que naufragó en el Golfo de Guayaquil

Él llegó a Puerto Bolívar en El Oro, descalzo, mojado y con los ojos hinchados de tanto llorar, pues agradecía una nueva oportunidad de vida, pensó que su padre también lo rescatarían, pero al saber que lo encontraron muerto, solo decía que: “murió por salvarme a mí”.

“Él (padre), solo me levantó, diciendo: Josué levántate que se está hundiendo la gabarra”, dijo el joven. Contó que, cuando se despertó solo pensó en agarrar los celulares de él y su padre, cuando iban a salir de la cabina, ya no les dio tiempo, el agua había cubierto todo el camarote, por ello, don Morán guio a su hijo para que salga, en ese instante él se golpea la cabeza, ese fue el último recuerdo que el joven Josué tiene de su progenitor.

“Yo salí a flote, estaba esperando que él salga, pero no salió, entonces nadé como dos metros, estuve en la punta del camarote del capitán, allí vi que la gabarra me iba a succionar, entonces me encontré con unos tablones y ahí me mantuve a flote hasta que me encontré con otro señor, ambos estábamos llorando y pensando en nuestras familias”, explicó sollozo Josué.

Justamente quien fue su compañero en el naufragio fue Emerson Flores Cango, quien era conductor de uno de los camiones que transportaba la gabarra. Él comenta que fueron dos horas luchando por su vida en el mar, pues aparte tragaron mucha agua con diésel.

Todos coincidían que el diésel se regó en el mar y esa agua la tragaron, por lo que se hicieron chequeos médicos.

SALIDA TRÁGICA

El último miércoles, era un día normal de trabajo para los 12 tripulantes, el capitán Vidal Orjuela Paredes, arrancó la gabarra a las 01:30 de la madrugada, desde el estero Huaylá, rumbo a la isla Puná, fueron casi tres horas de navegación, pero al llegar a Punta Arenas, el oleaje hizo que se meta agua a la gabarra, provocando que se vire.

Eran las 04:40 cuando ocurrió la tragedia, los nueve sobrevivientes solo se mantenían a flote por tablones y pomas que la usaban como boyas.

▷Lee también: Desesperación los conduce a la ‘antena del suicidio’

Ellos estuvieron flotando en el mar hasta que los tripulantes de un bote pesquero cruzaban por el lugar y escucharon los gritos de auxilio, de inmediato los ayudaron, llamaron al ECU 911 para que coordine el rescate.

“Todos nosotros hemos vuelto a vivir, no nos imaginamos que justo en estas fechas nos pase esta tragedia”, dijo Walter Lugardo Rodríguez, quien era conductor de uno de los camiones.

Según los tripulantes, la gabarra trasladaba tres camiones, agua potable, diésel y balanceado para las camaroneras. No era la primera vez que hacían una carga así y no pasaba nada, esta vez culpan al mal tiempo en alta mar.

LOS FALLECIDOS

A eso de las 16:30 del mismo miércoles, es decir casi 13 horas después del naufragio, salieron a flote los tres cuerpos que estaban desaparecidos.

El primero en ser rescatado fue heroico padre, Jimmy Morán, quien salvó a su hijo y prefirió sacrificarse para que él sobreviviera. Él es ingeniero y acudía a una de las camaroneras del sector. Él es oriundo del cantón Naranjal en la provincia del Guayas.

Segundo Gorotiza y Julio Gallegos fueron rescatados por el mismo sector, 20 minutos después, ellos son trabajadores de una camaronera en Puná, viven en Machala y tienen más de cuatro años trabajando en la actividad.

▷Lee también: ¡Pescadores naufragan y se refugian en un congelador!

Su familia asegura que la empresa para la que laboraban está corriendo con todos los gastos fúnebres.

Todos los cuerpos llegaron al muelle del Yach Club en Puerto Bolívar pasadas las 18:30 del miércoles 18 de diciembre.

SE FONDEÓ

La gabarra se hundió por completo, pero está amarrada a una embarcación similar que está a flote, por lo que se buscan mecanismos para recuperar la embarcación con los tres camiones que estaban amarradas a la gabarra.