Exclusivo
Actualidad

Niño murió calcinado en una vivienda de Cuenca

Martín de apenas 3 años de edad falleció calcinado. Su hermana mayor de 9 años, Joselyn, fue salvada por un vecino del barrio.

Imagen descarga (1)
La casa quedó en ruinas.Jaime Marin

Martín de apenas 3 años de edad falleció calcinado. Su hermana mayor de 9 años, Joselyn, fue salvada por un vecino del barrio. El hecho se registró la madrugada de este sábado 30 de diciembre en el barrio de Totoracocha, al este de Cuenca.

Los infantes habían quedado al cuidado de su abuela de 68 años, pero la mujer debió salir a trabajar la noche del viernes como guardiana de una casa cercana al lugar. El fuego sorprendió a los infantes mientras dormían. Estaban solo en la cama. Apenas se percataron de las llamas al escuchar los gritos de los vecinos que sintieron el olor a quemado y vieron el humo negro salir de la vivienda de tres habitaciones.

Uno de los vecinos se armó de valor y, tras romper los seguros de la casa, pudo salvar con vida a Joselyn, no así a Martín que había quedado inmóvil en la cama.

Según el testimonio del tío de los infantes, los pequeños fueron dejados por sus padres al cuidado de la adulta mayor para que le hagan compañía en Navidad y Año Nuevo.

El incendio habría sido producto de un cortocircuito, según expresó un voluntario de bomberos que acudió a la emergencia.

El cadáver de Martín fue llevado hasta el Centro de Investigación Forense de Cuenca, para las diligencias de rigor. Entre tanto Joselyn quedó bajo la custodia de la Dirección Nacional de Policía Especializada para Niños, Niñas y Adolescentes presumiendo su estado de vulnerabilidad y hasta investigar las razones reales por las que fueron dejados al cuidado de su abuela.

La vivienda ha quedado completamente destruida, inservible. Una hora media llevó a los bomberos controlar y apagar el fuego.