Actualidad

Nuevo plan de trabajo para dragar el río Guayas

Con una inversión cercana a los $ 39 millones, la Prefectura busca intervenir 700 hectáreas afectadas por la sedimentación 

dragado
La intervención de la draga será en las inmediaciones del islote Palmar. La acumulación se registra desde hace 50 años.Archivo / EXTRA

Tras cuatro convocatorias fallidas en el mismo número de años, la Prefectura del Guayas anunció la tarde de ayer 31 de julio un nuevo proceso de licitación internacional para el dragado del río Guayas.

La finalidad es buscar una solución a los problemas ocasionados en los últimos 50 años por la sedimentación de los ríos Daule y Babahoyo y que ha consolidado la formación del islote El Palmar, cerca a La Puntilla (Samborondón).

Según la Empresa Pública de Dragados del Guayas (Draguayas EP), en base a los estudios, la nueva licitación representará un 55% menos de costo por metro cúbico referencial en relación con el anterior contrato.

El costo del nuevo proyecto es de $ 6.30 por metro cúbico. El del anterior era de $ 14.30.

La prefecta Susana González destacó que el nuevo plan contempla un financiamiento de $38 millones, con un plazo de dos años y cuatro meses. El valor presupuestado en la administración del fallecido exprefecto Carlos Luis Morales fue de $58’814.502.

RELACIONADAS

Entre el 2017 y 2020 el volumen de sedimentación del río aumentó en un 44%, es decir de 4’102.646 a 6’166.096 metros cúbicos.

González advirtió que la acumulación representa un problema latente para las localidades que se encuentran en sus áreas de influencia, pues se han vuelto susceptibles a las inundaciones, así como afecta a la navegabilidad.

El área a dragar es de aproximadamente 700 hectáreas, que van desde los puentes de Guayaquil-Samborondón, Samborondón-Durán, riberas de la urbanización La Puntilla y orillas de Guayaquil y Durán hasta los pilotes de la aerovía.

La empresa dispondrá de 90 días para la entrega de los estudios técnicos definitivos para aprobación, el estudio batimétrico predragado y demás documentos exigidos en los pliegos de contratación, importación, puesta en sitio de trabajo y plena operatividad de las dragas y demás equipos requeridos para el proyecto.

Se han planteado varios sitios de depósito del material extraído, entre los cuales el más viable técnicamente es la isla Santay, por su capacidad de recepción.