Exclusivo
Actualidad

Tradiciones del Día de Difuntos en Ecuador, explicadas según su origen

Estas costumbres van desde comer al pie de la tumba del fallecido hasta desenterrar su cadáver.

Imagen 16
Estas costumbres van desde comer comida al pie de la tumba del fallecido hasta desenterrar su cadáver.Pixabay.

Algunos de los ritos que se desarrollan en torno al Día de los Difuntos en Ecuador vienen de viejas tradiciones prehispánicas, en las que la muerte representa un puente para conectarse con ese “más allá” que nos espera a todos.

Con el paso de los años, estas actividades se mezclaron con la fe católica y el concepto de la muerte pasó a ser un recordatorio de que todos “volveremos a no existir en este mundo”. Se conmemora a los muertos como algo más espiritual pidiendo a Dios por sus almas.

▶ Lee también: ¡Crearon su propio cementerio!

Sin embargo, aún quedan vivas algunas de las costumbres antiguas. En ellas, se trata de agradecer a quienes ya no están por todo lo que hicieron durante su paso por la Tierra.

Previo a celebrarse el Día de Difuntos 2019 en Ecuador, te enumeramos y explicamos una lista de tradiciones que se realizan durante este feriado nacional.

Comer comida en la tumba:

De acuerdo con la cosmovisión andina, la muerte proporciona ese contacto con el más allá y hace posible el flujo constante de energía entre tres mundos: el supramundo o mundo oscuro de los muertos, el de los vivos y el mundo de arriba.

“Las sociedades prehispánicas consideraban que existía una energía vital que fluye entre estos tres mundos y los muertos son el contacto”, explicó Fernando Arteaga, coordinador de sitios arqueológicos del Instituto Metropolitano de Patrimonio de Ecuador.

Por lo tanto, se cree que el familiar fallecido logra volver hacia su tumba para ver -en silencio- a sus seres queridos. Y estos, comen su comida favorita como un honor a él. Para luego volver a ese otro mundo donde habita ahora.

▶ Lee también: Viene un feriado de 4 días. ¿Y los desempleados?...

“Es una manera de encontrarnos con ellos, alegrarnos con ellos y decirles que aquí estamos, agradecerles que nos hay ayudado en la crianza de la familia”, explica Jaime Pilatuña, del pueblo de origen inca Quitu Cara

Desenterrar a los muertos y darles de comer

La comunidad huaorani, originaria de la cuenca amazónica del oriente ecuatoriano, sepultaba a sus fallecidos a tres metros de profundidad ante el temor de que fueran capturados por jaguares, porque -según la creencia popular- el felino era un familiar del fallecido que podía convertirlo en cachorro del sexo opuesto al difunto. En el Día de los muertos se lo desentierra como señal de gloria ante la caza del felino.

“Para los pueblos originarios la muerte no existe, cuando nosotros morimos nacemos en otra forma de vida. En nuestra tierra damos de comer a los muertos, nuestros rituales están enmarcados en la cosmovisión de trascendencia”, dice Pilatuña, quien ataviado con un poncho, asegura que el “aya” (espíritu, en quichua) de su hijo fallecido le ha visitado.

Colada morada ¿por qué?

En Ecuador se elabora por estas fechas de difuntos la colada morada, bebida dulce a base de frutas, especies y harinas, cuyo origen es andino y se remonta a hace más de 5 000 años.

Bebidas parecidas con el denominador común del dulzor y especies son elaboradas hoy en día por las nacionalidades indígenas en fiestas relacionadas con la cosecha o para honrar a los fallecidos.

Guagas de pan:

También proliferan las guaguas de pan, moldes con forma de figura humana decoradas con vivos colores y que no son otra cosa que una transformación colonial de la costumbre de desenterrar los cadáveres de seres queridos para celebrar con ellos.

Las guaguas, voz en quechua que significa niños, representan al muerto amortajado.