Exclusivo
Actualidad

Un paraíso de 14 hectáreas

La laguna de Busa, otro de los atractivos de Azuay. Paseos en bote y pesca deportiva son algunas de las actividades para los turistas. 

Azuay
El paseo en bote es una de las principales actividades que se realiza en la laguna.Jaime Marín / EXTRA

Los paseos en canoa, acompañados del trinar de las aves y en medio de un panorama natural, son el principal atractivo turístico que posee el cantón San Fernando, situado a 65 kilómetros de Cuenca y donde destaca la laguna de Busa, extendida en un área de 14 hectáreas.

En ese punto hay aves migratorias, como los patos salvajes y garzas que constituyen el encanto natural del lugar. Además, se puede observar llamas, camélidos domesticados y exclusivos de Sudamérica que fueron introducidos a la fauna local.

En el sitio se realiza pesca deportiva, camping o picnic ante el cobijo del imponente cerro San Pablo, que rodea el lago y está considerado el emblema de la población por sus leyendas.

Byron Cobos, responsable del área turística del cantón, señala que el cerro es ideal para ejecutar actividades de parapente y escalada, mientras que sus accesos pueden ser utilizados para ciclismo de aventura.

Son lugares naturales que invitan a la recreación y recarga de energías para eliminar el estrés y ansiedad generada por las actividades laborales, dice Cobos al indicar que bajo el lema “Volvimos para quedarnos”, el pueblo abre los brazos para recibir a los visitantes.

RELACIONADAS

Para caminatas, senderismo o hacer ejercicios al aire libre está el Parque Recreacional Chaupico, a unos tres kilómetros de la laguna de Busa.

Es la alternativa para la recreación familiar, pues cuenta también con máquinas para ejercitarse, juegos infantiles y senderos, por los que se pueden realizar caminatas ecológicas y admirar curiquingues, búhos, perdices, cuttios, patos, torcazas, tórtolas, chirotes, mirlos, quindes, pavas del monte, entre otras especies nativas y únicas de la zona.

Azuay
Intihuatana es uno de los complejos turísticos de la zona.Jaime Marín / EXTRA

A medio kilómetro del lado derecho de lago está el complejo turístico Intihuatana, término quechua que significa “amarrar al sol”, donde a más de la recreación está habilitado para alojamiento turistas.

Su construcción al estilo de cabaña es rústica y así mantiene un enlace con el ambiente nativo.

Las camas de madera agreste rodeadas de elementos como un baúl antiguo, un fogón con chimenea para alimentar el calor humano, le permiten al visitante pasar una noche de ensueño.

El parador turístico está rodeado de una jardinería, donde sobresalen begonias, hortensias, cartuchos y otras variedades ornamentales.

Cobos indicó que los paseos y visitas en la ciudad de San Fernando comienzan en la zona céntrica, donde están los iconos turísticos religiosos. Ahí está el templo colonial, donde en el altar mayor se levanta la imagen del patrono del cantón azuayo.

En la iglesia también están los monumentos en honor al Señor de la Misericordia, Jesús del Gran Poder y a La Dolorosa, las cuales datan de 1830. 

TE RECOMENDAMOS