Exclusivo
Actualidad

Pareja de agricultores pide ayuda con el tratamiento de su hija

Con su fe puesta en Dios, una humilde familia de la zona rural de Santa Lucia trata de salir adelante luego del nacimiento de su segunda hija, quien sufre deformaciones en sus extremidades superiores e inferiores.

Imagen download (2)
La madre hizo un llamado al buen corazón de las personas para costear el tratamiento.Edgar Romero

Con su fe puesta en Dios, una humilde familia de la zona rural de Santa Lucia trata de salir adelante luego del nacimiento de su segunda hija, quien sufre deformaciones en sus extremidades superiores e inferiores.

Sabina Sánchez Sánchez, recostada en una pequeña cama de su domicilio de caña y madera ubicado en el sector los Jazmines del recinto Sartanejal- Este de Santa Lucia-, cantaba un canción para dormir a su niña y calmar la pequeña tristeza que lleva en su corazón, al ver que su hija no tiene parte de sus dedos en sus dos manos y no posee sus piecitos.

La ama de casa de 33 años junto a su conviviente todos los días al levantarse piden al ser supremo les dé más fortaleza para seguir luchando por la salud de su hija, quien para ellos es el tesoro de su vida a pesar de haber nacido con esta discapacidad.

Desde el mes de agosto que nació la bebé, moradores y amigos del lugar se han hecho presente para ayudar a esta familia, ya que al ver que el jefe del hogar no tiene trabajo recogieron dinero para costear el costo de la cesárea que le realizaron a Sabina en una clínica del cantón Daule.

Sánchez Sánchez con su voz entrecortada comento a EXTRA que a los cuatro meses de embarazo mediante un eco que le realizaron en una casa de salud pública se enteró que su niña iba a nacer con estas deformaciones. “Hablé con toda la familia y decidimos que venga al mundo porque es un regalo de Dios, me dijeron que había posibilidades para que no tenga mi niña pero yo no quise actuar de esa manera”.

Sabina hizo un llamado al buen corazón de las personas para costear el tratamiento. “Tengo la fe puesta en Dios y en la ciudadanía caritativa que nos ayude”. El sábado 7 de octubre se realizará una colecta publica en Santa Lucia para ayudar esta niña.