Exclusivo
Actualidad

Parejas de presos ya pueden dar cariño

Les permiten visitas conyugales en el Centro de Rehabilitación Social de Quevedo

esposas
Con personal médico se cumplen los protocolos de bioseguridad.Daniel Vite

Bajo las respectivas medidas protocolarias, las esposas o convivientes de las personas privadas de libertad (PPL) en el Centro de Rehabilitación Social de Quevedo, provincia de Los Ríos, hicieron hoy 27 de octubre de 2020, una larga fila para realizar las visitas íntimas a sus parejas que están cumpliendo alguna condena.

Y es que la pandemia mantenía alejados a los internos de cualquier visita por lo que no había ingreso para nadie.

Pero una vez que se corrió la noticia de que se podía ingresar, las visitantes llegaron sorpresivamente con las mascarillas en sus rostros y alcohol en sus manos. Además respetaban el distanciamiento debido.

‘María’, una de las asistentes, se mostraba nerviosa, pero contenta a la vez porque, al fin, podía ir a darle una vueltita a su amado.

La fémina esperó pacientemente su turno para el respectivo chequeo y así poder ingresar, sin contratiempo, al encuentro con su ‘media naranja’.

El director del centro carcelario, Carlos Vivas, detalló que una vez cumplidos los protocolos de bioseguridad no hay problema para el ingreso, y así los PPL puedan tener su espacio de intimidad, ya que han estado algunos meses encerrados sin poder ver a sus convivientes debido a la pandemia. (DV)

TE RECOMENDAMOS