Exclusivo
Actualidad

‘Peregrina’ por justicia en memoria de su hijo

Fue asesinado a golpes en octubre del 2017 en El Carmen. Al sospechoso lo detuvieron cuatro años después, pero por el crimen de otro niño

niños
Las muertes de los dos niños ocurrieron en el cantón El Carmen de Manabí.Evelyn Centeno

Imparables eran las lágrimas que rodaban por las mejillas de Margarita (nombre protegido) al escuchar al fiscal Henry Armijos dar lectura de los informes antropológicos que detallaban las lesiones halladas en la osamenta de su hijo, de 11 años, quien fue asesinado en 2017 en el sector rural de Bramadora, El Carmen, provincia de Manabí.

Eran las 09:10 del martes 6 de abril. La progenitora estaba junto al fiscal durante la audiencia de formulación de cargos, por asesinato, a Luis Jiménez, su expareja y sospechoso de matar a su hijo, pero su mente estaba en el lugar donde hallaron los restos del menor (La Bramadora), confesó a Diario EXTRA.

En su cabeza no podía más que imaginar, segundo a segundo, el sufrimiento de su pequeño y todo lo que soportó antes de que le arrebataran la vida de forma violenta.

“Lo mataron con golpes en la cabeza”, explicó. Pero también presentaba una fuerte lesión en la región de la nariz, que le fue causada cuando ya había fallecido. La ausencia de su pequeño desde que desapareció el 9 de octubre de 2017 fue dolorosa y desde ahí ha recibido golpe tras golpe, reveló.

La carcomía viva la angustia de no saber dónde estaba ni cómo se encontraba. Lo único que superó ese dolor fue hallar sus restos, mayormente huesos porque el cuerpo había sido devorado por aves de carroña, el 18 de octubre de 2017, en una finca del mismo sector.

Cinco días después denunció en la Fiscalía a su expareja por asesinato. Ella ya tenía la sospecha de que él era el responsable del atroz crimen, pues afirma que aunque Jiménez le dio su apellido al niño, que fue fruto de otro compromiso, jamás hubo una buena relación entre ellos.

Propuesta de rapto

Relató que cuando su hijo desapareció, un joven se le acercó y le hizo una confesión que le puso los ‘pelos de punta’ y reafirmó sus sospechas.

Según el muchacho, Jiménez le habría ofrecido 100 dólares para que raptara al niño y después a la madre, argumentando que quería quitarle el chip del celular a su exmujer. Sin embargo, supuestamente, el joven se negó y le dijo que él no se metía con los niños.

Tras enterarse de la desaparición del menor, el muchacho decidió contarle todo a Margarita y darle esa ‘pista’ de que Jiménez habría tenido la intención de actuar en su contra.

Pese a esto, la investigación al denunciado no prosperó. Margarita aseguró que le dijeron que “no había las pruebas suficientes”.

Luego tuvo que esperar semanas para que los exámenes de ADN confirmen que era su hijo y se lo entreguen para darle el último adiós. Y Jiménez desapareció.

El sufrimiento de sentir que no habría justicia en la memoria de su hijo la atormentó hasta el 9 de marzo pasado, cuando en redes sociales vio a Jiménez en un video confesando asesinar y botar a un estero a otro niño, de 7 años, en el centro de El Carmen.

48 minutos duró la audiencia de formulación de cargos por la muerte del niño de 11 años.

El hombre fue detenido por la policía junto a otros dos sujetos que también habrían participado en el crimen. Ellos fueron procesados por desaparición involuntaria, ya que en ese momento no se había encontrado el cuerpo del menor.

Para el jueves 8 de abril estaba prevista la audiencia de reformulación de cargos por este caso. El delito por el que son investigados podría ser distinto, ya que se trataría de una muerte violenta, pues la autopsia del menor reveló que fue asfixiado y que no tenía agua en los pulmones, por lo que habría fallecido antes de ser arrojado al estero Pita, según explicaron los familiares de la víctima.

Margarita aprovechó toda esa información para remover el caso de su hijo en la Fiscalía.

Demostrará “su inocencia”

Con las nuevas diligencias, el fiscal Armijos manifestó en la audiencia del pasado martes tener los indicios suficientes para formular cargos por asesinato a Jiménez e iniciar una instrucción fiscal de 90 días para investigarlo por la muerte del hijo de Margarita. Además, solicitó que se le gire una boleta de prisión por el mismo tiempo para que se asegure su comparecencia en el proceso judicial.

El juez que lleva la causa acogió todos los pedidos de la Fiscalía y giró la boleta de prisión preventiva a Jiménez por este caso.

Santiago Rodríguez, abogado defensor de Jiménez, indicó que su defendido goza del principio de inocencia y que debe ser tratado de esa manera. Agregó que se “demostrará su inocencia durante el proceso”.