Exclusivo
Actualidad

Coronavirus: ¡Los ‘malcriaditos’ en la mira del ECU-911!

Desde ayer funciona un sistema de vigilancia que ayudará con el cumplimiento del distanciamiento social. El ECU-911 ha recibido 335 quejas, en Quito.

San Roque - Aglomeraciones - ECU911
La mayoría de las aglomeraciones que se generan en la capital son a causa de las ventas ambulantes.Angelo Chamba

Pablo Chicaiza, morador de San Roque, en el centro de Quito, salió la mañana de ayer para comprar alimentos y en la calle Loja cuando se le acercaron varios vendedores ambulantes. 

El joven se negó a la oferta de los comerciantes y se alejó de ellos para cumplir con el distanciamiento físico de dos metros con el que se pretende evitar la propagación del coronavirus

Este barrio es uno de los sectores con más aglomeraciones desde que se inició el estado de emergencia por el COVID-19, el pasado 17 de marzo. También se evidenciaron concentraciones masivas en La Ecuatoriana, Guamaní, Cotocollao y el Centro Histórico. Según las cifras del ECU-911, hasta el 12 de junio de 2020 hubo un incremento del 11 % en las alertas ciudadanas por aglomeraciones. En Quito se recibieron 335 reportes. 

Chicaiza recordó que a finales de mayo, mientras el país se encontraba en semáforo rojo, decenas de personas salieron a las calles para despedir a un muerto. “Llevaban el ataúd en sus hombros y detrás había una procesión de personas”, dijo. 

Para evitar la indisciplina de los ciudadanos, el ECU-911 implementó desde ayer una plataforma tecnológica que aprovecha las herramientas de videovigilancia de la entidad y las combina con inteligencia artificial para reducir el riesgo de contagio en los sitios más conflictivos.

Cuando salgo y tengo la oportunidad de recomendar a los vecinos que mantengan su distancia, lo hago”.Pablo Chicaiza

Durante la pandemia, la institución ha registrado 36.541 reportes de aglomeraciones a nivel nacional. Las principales causas han sido fiestas, escándalos públicos y las ventas ambulantes. 

El sistema funciona de la siguiente manera: cuando una de las cámaras detecta a un grupo de personas que no cumplen con el distanciamiento físico, envía una señal a los operadores del ECU-911, quienes emiten una alerta mediante un megáfono ubicado en la parte inferior de la cámara. “Atención, se observa incumplimiento del distanciamiento social en este sector. Su salud está en riesgo”, es parte del audio. 

Si los ciudadanos no acatan la disposición, una unidad policial se acercará al lugar para evacuar a las personas. 

Carlos Llano, habitante de Solanda, uno de los barrios con mayores concentraciones, comentó que esto funcionará para que los libadores no ocupen los espacios en este sector, donde se han reportado decenas de fiestas en las últimas semanas.

ECU911 - Seguridad - Aglomeraciones
El sistema funciona desde ayer en Quito y Rumiñahui.Angelo Chamba

En las playas del país

Juan Zapata, director del ECU-911, señaló que este mecanismo no pretende invadir la privacidad de la ciudadanía, sino crear conciencia y responsabilidad social. “El sistema no registra rostros ni guarda información personal”, aclaró. 

La implementación de la plataforma Distancia2 cumplirá tres etapas. La primera se inició ayer con la activación del sistema en los cantones Quito y Rumiñahui. Luego se integrará al Sistema de Alerta Temprana, que cubre la región costera del país. Y finalmente se conectará con el transporte público. 

La ministra de Gobierno, María Paula Romo, señaló que el análisis de los resultados que arroje la herramienta servirán para tomar decisiones para un posible cambio de color en el semáforo. Además, “esto nos permitirá en julio abrir las playas del país con un proyecto piloto”, señaló.

TE RECOMENDAMOS