'Marginados' de la sociedad... y de la vacunación

Exclusivo
Salud

'Marginados' de la sociedad... y de la vacunación 

Una fundación guayaquileña gestiona vacunas para los indigentes. Tienen la logística y personal médico, pero siguen a la espera de respuesta del MSP

indigentes
Según el presidente de la fundación, en la zona periférica en la que trabajan hay cerca de 200 personas que viven en la indigencia.Archivo / EXTRA

Juan, de 60 años, para siempre en el parque Centenario (centro de Guayaquil), donde mata el tiempo hasta que el reloj marque las 17:00 para poder recibir su tarrina de comida en la cercana iglesia San Agustín.

No está inoculado contra la COVID-19, pero anhela serlo. Dice que nadie se preocupa por las personas en situación de calle, que a las autoridades ‘les vale’ si viven o mueren. Pero se alegra al saber que hay una fundación que está gestionando el pinchazo para los indigentes.

Juventud en Acción Ecuador es la entidad que asiste a esta población tres días por semana. Su campo de acción abarca desde Malecón Simón Bolívar hasta la calle Tungurahua, y desde Julián Coronel hasta Alcedo.

voluntarios
Comida, medicina, mascarillas y ropa son las donaciones que dan los voluntarios.Cortesía

Su presidente y representante legal, Julio César Goya, señala que dentro de ese perímetro hay cerca de 200 personas que viven en las calles.

“El 16 de julio enviamos una carta a la Coordinadora Zonal 8, solicitando su ayuda con la inoculación de 200 personas en situación de calle, quienes voluntariamente quieren recibir sus dosis. Les comunicamos que la Gobernación del Guayas colaborará con carpas y sillas, y que el Tecnológico Espíritu Santo apoyará con personal médico, que trabajará con nuestros 45 voluntarios (profesionales y estudiantes de Medicina)”, explica Goya.

Cien personas que viven en condición de calle es la cantidad que la fundación pretende inocular en la actualidad.

El líder insiste en la urgencia de la inmunización de este grupo, pues afirma que el 80 por ciento son adultos mayores, quienes ya deberían estar inoculados. El resto de esta población incluye personas con discapacidad, en movilidad humana, LGBTI y unos cuentos profesionales, que terminaron en una vereda por las drogas y el alcohol.

Fuente de contagio

No retrasar la vacunación recomiendan los epidemiólogos Mario Paredes y Andrea Gómez. Lamentan que esta población siga invisible socialmente.

indigentes
Cien personas que viven en condición de calle es la cantidad que la fundación pretende inocular.Archivo / EXTRA

“Ellos andan por varios sitios y pueden ser fuentes de transmisión y contagio de las enfermedades. No sé qué tan reactivos sean a la enfermedad, qué tanto los puede afectar, porque varios, aunque parezca mentira, tienen una gran inmunidad, debido a que han permanecido mucho tiempo al ambiente y se han expuesto a factores externos, virus y bacterias; pero igual son un foco de diseminación que no hemos considerado”, advierte Paredes.

A su colega le preocupa la salud de los indigentes. “Más que un foco de contagio (pues este sería bajo, ya que la mayoría de las personas que andan por la calle ya están vacunadas y usan mascarillas), el riesgo es para ellos. Por su estado nutricional, en caso de contagiarse, podrían desarrollar una enfermedad grave”, concluye. 

"El lugar (para vacunar) sería el parque Centenario. Es abierto y estratégico, pues alrededor de la plaza permanece esta población”.Julio César Goya, presidente de Juventud en Acción