Exclusivo
Actualidad

Pescador pasó cumpleaños y Día del Padre lejos de su familia

Viajó en un barco pesquero, pero en altamar, enfermó por coronavirus y fue hospitalizado en la Polinesia Francesa, donde debió quedarse en cuarentena

pescador
En la casa de Yonny Mero anhelan que él regrese a casa.Alejandro Giler

Con vídeollamadas y mensajes, los hijos de Yonny Elías Mero Mero tratan de sobrellevar la distancia. Él se encuentra a miles de kilómetros de su familia y pasó lejos su cumpleaños así como el Día del Padre. Hace 5 meses que la familia no está junta.

Yonny Mero es uno de los pescadores manabitas que zarpó en el barco atunero Charo, el 23 de abril de 2020, y que en el trayecto presentó síntomas del coronavirus, al igual que sus otros compañeros.

Por su estado de salud, el hombre, oriundo del cantón Jaramijó, fue hospitalizado en la Polinesia Francesa. Tuvo complicaciones, pero ya fue dado de alta, sin embargo debió quedarse para cumplir con el aislamiento médico en una residencia en Tahití. Los otros pescadores retornaron a Manabí el martes 16 de junio de 2020.

"Agradecemos a Dios por haberlo sacado de peligro a mi papá, a los doctores de allá, a los representantes de la empresa que han estado pendiente de todo", expresa Roxana Mero, hija del pescador.

"El nos dice que está bien, está siendo tratado de la mejor forma con personal de salud, pero nos ha dicho que quiere ya estar con nosotros. En este día especial es muy triste no tenerlo aquí", lamenta su descendiente.

Saber que su padre se está recuperando es un aliciente para los Mero, pero aún se sienten incompletos, sienten el vacío. No pudieron disfrutar de la comida que planeaba para pasar su día clásico, porque él debió quedarse en el archipiélago en el Pacífico Sur.

Las videollamadas, los mensajes de texto y de audio los mantiene conectados, pero aquello no reemplaza los abrazos y las muestras de cariños que siempre han caracterizado a esta familia.

El 15 de junio Mero cumplió sus 48 años, también alejado de los suyos. Ya recuperado, en ese día hizo un recorrido por Tahití, pero el paseo no fue igual sin su esposa e hijos.

"Nuestro deseo es tenerlo acá pronto. Él necesita del calor de su familia y nosotros necesitamos de nuestro padre", exclamó Roxana pidiendo a Dios que lo traiga con bien.

Mientras tanto de los 28 pescadores compañeros de Mero que arribaron a la costa mantense, 11 fueron enviados a una zona de aislamiento para que sigan su proceso de recuperación. (AG)

TE RECOMENDAMOS