¡Pilas con tus hijos luego del divorcio!

Exclusivo
Familia

¡Pilas con tus hijos luego del divorcio!

La relación con tu pareja se ha vuelto insostenible y han decidido disolver el matrimonio. Acompaña a tu descendencia en el proceso de separación y llega a acuerdos con tu ex

divorcio
En dos o tres años su vástago podría recuperarse de un divorcio.Shutterstock

Pasar un fin de semana con papá y el siguiente con mamá. Disfrutar de eventos o viajes sin uno de los progenitores, esa es la nueva dinámica familiar, luego de un divorcio.

Pero... ¿cómo quedan los hijos de una disolución matrimonial? Miriam Florencia, psicóloga clínica y orientadora familiar, dice que al inicio se mostrarán tristes y tendrán miedo a vivir sin la figura paterna (si él sale de casa), pues el padre es quien le infunde protección y seguridad. Pueden tener depresión e ira contra aquel que piensan que es el culpable de lo ocurrido y surge la rebeldía.

Según un informe de la Academia Americana de Pediatría, muchos niños experimentan gran dolor a corto plazo, pero se recuperan en dos o tres años, después de la ruptura.

“No solo la separación les va a afectar, también lo hará la conducta que asuman sus padres, a partir del divorcio. Pueden caer en consumo de sustancias, problemas alimenticios, tener relaciones fallidas, etcétera”, indica el psicólogo Juan Carlos Morocho.

La afectación va a depender más de la capacidad de afrontamiento que tengan los vástagos, de su madurez, menciona la orientadora.

Fases del proceso

Al principio, los hijos viven una etapa de confusión, no alcanzan a entender lo que está pasando o por qué les ocurre a ellos, por qué los padres de sus amigos habitan juntos y los de él no.

Después viene una etapa de aceptación o adaptación en la cual las emociones han comenzado a tomar otro giro, empiezan a acostumbrarse a esta nueva vida. Es fundamental que ambos estén pendientes del proceso de asimilación de su descendencia, finaliza Florencia.

Hay alivio, en casos de maltrato

Por lo general, una separación no es aprobada por los hijos, pero si existió maltrato físico hacia la madre, solo en esos casos es aceptado el divorcio y se experimenta una especie de alivio, asevera la experta en relaciones familiares.

“La ruptura causa un desajuste psicológico en los hijos, pero cuando hubo agresiones esta perturbación inició antes de la disolución matrimonial”, puntualiza Florencia.

RELACIONADAS

EXTRATIPS

  • La prevención es importante. Si han pensado divorciarse, lo mejor es que le anticipen a sus chicos, prepárenlos. Cuando la noticia es inesperada y brusca duele más. Explíquenles que mejor separados que lastimados.
  • No crees falsas expectativas de un regreso. Los hijos deben aceptar que el divorcio es un hecho, ayúdenlos a asimilarlo; que los padres se lleven mejor, no significa que volverán a unirse.
  • Trabajen en la confianza de su descendencia. Sobre todo en los adolescentes y en su creencia sobre la relación de pareja y matrimonio. Es común que luego de una ruptura, ellos comiencen a rechazar la idea de un enamoramiento y casamiento, y lo harán más si hubo maltrato.
  • Asistencia psicológica esencial. Toda la familia debe de tomar terapia. No vaya al psicólogo cuando tiene un problema, vaya antes por salud mental. El experto hará un plan de intervención que le servirá para regular sus emociones.
  • No conflictos delante de los hijos. Tanto los temas económicos (manutención) y visitas deben ser conversados por los padres, sin intervención de los muchachos, no es problema de ellos. Trate de llegar a acuerdos pacíficos. 
“Hay parejas cuya relación ha sido desastrosa, pero han sido magníficos padres. Acompañe a sus hijos en el proceso de divorcio porque todos sufren a su manera”.Miriam Florencia, psicóloga y orientadora
pareja
Recuerda te divorcias de tu pareja, no de tus hijos.Pixabay
“El divorcio es una pérdida que involucra un proceso de duelo. A los hijos les cuesta porque dentro de su concepto de familia no estaba verlos separados”.Juan Carlos Morocho, psicólogo