Exclusivo
Actualidad

La delincuencia despierta en Playas

Moradores sostienen que el hampa busca ganar terreno en el cantón. Las cifras policiales evidencian un aumento del 6% en los delitos.

TEMA DE SEGURIDAD EN PLAYAS
Fotoproducción. 385 delitos se han registrado en el cantón Playas en lo que va del año.Extra

La leve brisa fría acompaña al paisaje desolado de algunos barrios en el cantón General Villamil Playas, provincia del Guayas. Sus calles, algunas aún sin pavimentar y con poco alumbrado, ponen en descubierto una realidad que ha ganado terreno en esta localidad: la delincuencia y drogadicción.

En el barrio Playas 2, que colinda con el cementerio, no se evidencian ni el paso de los gallinazos por el cielo. ‘Carmen’ (nombre protegido) se asoma por la ventana con recelo. La residente sostiene que la delincuencia empieza a apoderarse de ese sector, por lo que tiene miedo en revelar su nombre y su cara “por las represalias” que podrían venir.

Afirma que en la tarde los ladrones “hacen de las suyas”. Incluso, aprovechan la oscuridad para interceptar a los moradores del sitio, amenazarlos con cuchillos y despojarlos de sus pertenencias cuando transitan por los callejones.

Esto no ocurriría solo ahí, en el barrio alejado de las calles principales, sino también cerca de las zonas transitadas. ‘María’ es propietaria de un negocio al pie de una avenida principal. Ella evidencia cómo algunos “muchachos en el vicio” pasan y aprovechan cualquier descuido para robar. Opta por quedarse callada, resguardarse entre rejas y rogar que no asalten su local.

En cambio su hija ha sido víctima de robos en los buses que se dirigen hacia Guayaquil. “Los ladrones son muchachos consumidores de droga. Ellos se suben a los transportes y asaltan a las personas”, explica mientras sigue con los quehaceres de su comercio.

Pese a que vive en otro barrio de Playas, asegura que la delincuencia se siente en todo el cantón. Por su casa los pillos y consumidores usarían las mismas estrategias para robar, meterse a las casas y “obtener para el vicio”.

Sin embargo, otros lugareños consideran “leve” la delincuencia en el sector, pese a que las cifras de la Policía Nacional revelan 119 robos a personas en el transcurso de este año frente a los 76 registrados en 2016.

Joffre Albia habita en el sector Playas 2 de este balneario hace más de 10 años. Dice que los robos “se dan de vez en cuando” y serían perpetrados por consumidores de droga que salen a las calles pasadas las 17:00 para rondar la zona.

Indica que han existido también pequeños robos en casas vecinas, pero solo en las que pasan deshabitadas la mayor parte del tiempo, ya que sus propietarios solo las usan para la temporada playera.

Por su parte, Antonio Velázquez, más conocido como Peñarol, y expresidente de la cooperativa Playas 2, también coincide que los delitos son producto del consumo de drogas de menores de edad.

Velázquez reconoce que la Policía ha aumentado la presencia de uniformados en el cantón, realiza patrullajes y hace su trabajo, pero “hace falta más seguridad”. Cree que la intervención de las Fuerzas Armadas mejoraría la situación en la localidad.

“Vivo en el sitio 31 años. Antes los militares andaban por aquí y la gente se cuidaba. Así hasta evitaríamos el consumo de drogas en el sector”, menciona.

Velázquez reprocha que alguno de los problemas también radican en que las autoridades se fijan en los comerciantes y “no en el delincuente”, por lo que estos caminan despreocupados.

El centro es seguro

Damián Calixto, conductor de una tricimoto, asevera que los robos ocurren en los barrios apartados. El chofer, quien recorre el centro de Playas en su automotor todo el día, dice que jamás ha sido víctima de un delito ni tampoco ha evidenciado alguno. “El centro es tranquilo. Uno puede todavía caminar en la madrugada y no pasa nada”, asegura.

Lo mismo piensa Pablo Rodríguez, quien labora desde hace ocho años como guardia de seguridad en ciudadelas privadas de este cantón.

Rodríguez reconoce que hace “un par de años” el cantón era un poco inseguro, incluso existían robos en los domicilios que solo se ocupan durante la temporada playera. Ahora, señala que los patrullajes son constantes y que no se ven por el sitio malandrines aprovechando casas vacías para delinquir.

La autoridad

“Los ladrones asaltan casas desoladas”

Kléber Rodríguez, jefe policial del cantón Playas, desmiente que la delincuencia se esté tomando todo el cantón.

Reconoce que a nivel nacional existe un problema delincuencial, pero en el sitio “evitan que ocurran estos incidentes”. El oficial afirma que el robo a personas sí es un delito recurrente, pero que solo se suscitaría “en las fechas de temporada playera y los feriados”.

En cuanto al robo a viviendas, el jefe policial sostiene que muchos de los delitos no se comunican a la Policía, sino que van directamente a la Fiscalía, por lo que se envió un equipo de Policía Judicial a la Fiscalía para que permanezca allí y saque perfiles delincuenciales.

Pese a que los robos a domicilios registra 196 casos en comparación con los 202 de 2016, Rodríguez explica que los ladrones asaltan las casas desoladas que se usan solo para la temporada. A su criterio, muchos visitantes se van sin encargar el domicilio a la Policía o visitar de vez en cuando la vivienda.

“A veces notifican los delitos mucho después de que pasaron. Como no viven, no saben fechas exactas del atraco”, indica Rodríguez.

Solicitud

Vía correo electrónico EXTRA solicitó a la Fiscalía del Guayas las cifras de denuncias por robos en Playas, pero al cierre de esta edición no se recibió respuesta.

PILAS CON ESTO

Muertes violentas

En lo que va del año, solo se ha registrado un asesinato.

Zonas calientes

Según la Policía, el robo a personas ocurre en el centro, mientras que el de domicilios, en las afueras del cantón, como vía a Data y Posorja.

Contingente

Un aproximado de 67 uniformados resguardan el cantón en varias jornadas.

Turismo

Según Kléber Rodríguez, en feriados y temporada, Playas recibe una población flotante entre 300 a 400 mil habitantes.