Exclusivo
Actualidad

Poderoso huracán Matthew se dirige a Cuba

Meteorólogos advierten que “marejada y grandes olas destructivas” podrían aumentar el nivel del mar hasta tres metros

MATTHEW DEJA MUERTE, DESTRUCCIÓN Y MILES DESPLAZADOS EN HAITÍ Y R.DOMINICANA
El huracán Matthew, que tocó tierra en el oeste de Haití, dejó al menos dos muertos y cuatro más en República DominicanaEFE

El huracán Matthew se aproximaba a Cuba este martes 4 de octubre en la tarde tras azotar a República Dominicana y Haití, países donde dejó al menos siete muertos y miles de evacuados, mientras Estados Unidos tomaba medidas de prevención.

El vórtice de Matthew tocó tierra este martes en el oeste de Haití, en la zona de Les Anglais, y ahora se desplaza por el golfo de Gonave hacia el oriente de Cuba, indicó el NHC en su boletín de las 11H00 locales (10H00 en Ecuador).

En tanto, los gobernadores de Florida, Carolina del Norte y Georgia, en Estados Unidos, han declarado en estado de emergencia varios condados por el paso de Matthew, que se prevé toque Norteamérica el miércoles 5 de octubre.

El fenómeno meteorológico se halla a unas 35 millas (60 kilómetros) al nornoreste de Tiburón (Haití) y a 90 millas (145 kilómetros) al sur de la punta este de Cuba.

Matthew avanza hacia el norte con una velocidad de traslación de 10 millas por hora (17 kilómetros).

El huracán está causando torrenciales aguaceros, fuertes vientos e inundaciones en el sur, sureste y noroeste de la zona donde tocó tierra, además de peligrosos deslizamientos de tierra.

Cuando Matthew llegó a Haití -el país más pobre de las Américas, que comparte la isla La Española con República Dominicana- ya había causado inundaciones en 11 comunidades, había dicho Edgar Celestin, portavoz de la agencia de Protección Civil, a la AFP.

Según un probable patrón de trayectoria, el ojo del ciclón “se moverá cerca del este de Cuba este martes y sobre porciones del sureste y centro de Bahamas esta noche y el miércoles”, para aproximarse al noroeste de Bahamas el miércoles por la noche.

Matthew es un peligroso huracán de categoría 4 en la escala de intensidad de Saffir-Simpson, de un máximo de 5, y, aunque se esperan “algunas fluctuaciones de intensidad en las próximas 48 horas”, el ciclón “permanecerá como un poderoso huracán al menos hasta el miércoles por la noche”.