Exclusivo
Actualidad

Autoridades encontraron taller con 50 motos desguazadas

Los vehículos y sus partes no tenían documentación. Se investiga si es que en ese sitio se recibían motos robadas.

Imagen LOS AGENTES REVISARON MINUCIOSAMENTE (26190299)
Las autoridades están a la espera de que los dueños presenten los papeles de sus motos.Miguel Ángel Laje.

La incursión policial tomó por sorpresa a los moradores de las calles Río Chanchán y Río Guipi de la ciudadela Dáger, en Milagro. Se trataba del allanamiento a un taller en el que presuntamente, se desguazaban motos de dudosa procedencia.

Más de diez de agentes de la Policía Judicial acompañados por el fiscal Modesto Freire, ingresaron al inmueble y encontraron, efectivamente, motos desarmadas, chasis, motores y demás accesorios. En total, un promedio de 50 motocicletas desguazadas y sin ningún tipo de documentación que justifique su procedencia.

Tras revisar minuciosamente el sitio, el agente fiscal indicó que nadie se hizo presente con algún tipo de documentación o que se identifique como responsable de todas las motos encontradas. Por ello,dispuso inmediatamente el traslado de todo lo encontrado hasta los patios de la Policía Judicial.

“Si alguna persona tiene los documentos que certifique ser el propietario de alguna de estas motos, debe presentarlos en la Fiscalía para tramitar su inmediata devolución, caso contrario vamos a investigar la procedencia de todo lo que hemos encontrado”, mencionó la autoridad, agregando que no hubo personas detenidas, pues en el taller no había nadie al momento del allanamiento.

Mientras tanto, en los exteriores del taller, moradores y curiosos gritaban que en ese sitio no se había cometido ningún delito y que, las motos encontradas, tienen sus propietarios y papeles en regla. Sin embargo, nadie los presentó.

Con este trabajo, a decir de las autoridades, lo que se busca es dar con los sitios en donde se “trabajan” las motos robadas en el cantón, así como los talleres en donde alteran los motores para hacer que los livianos vehículos alcancen altas velocidades y sean difíciles de capturar al momento de cometer algún delito.