Exclusivo
Actualidad

Se ‘volaron’ 30 ‘lucas’ en bodega de Criminalística

Un sargento es el sospechoso de haber sustraído el dinero de la Policía.

Imagen dinero
Referencial. La denuncia de lo sucedido fue puesta en la Fiscalía.Internet

Su padre se suicidó y el día del percance los agentes encontraron 44.070 dólares entre sus pertenencias. Por eso, como parte de las investigaciones, los peritos recogieron el dinero, le hicieron fotografías y anotaron cada número de serie, para mantener un registro de la evidencia.

De ahí, la cantidad decomisada pasó a una bodega del Laboratorio de Criminalística y Ciencias Forenses, de Guayaquil, para que permaneciera bajo custodia de un agente de la Policía Judicial (PJ).

Sin embargo, desaparecieron 30.090 dólares y como principal sospechoso fue señalado el sargento Jorge Alberto Alvarado Ríos, un custodio de bodega, quien estaba encargado de la protección de ese dinero.

En la denuncia de la perjudicada se señala que el agente confirmó que “había tomado parte del dinero”, pero en el escrito no precisa para qué.

En el documento, también se detalla que el caso salió a la luz el pasado miércoles, cuando la afectada acudió a Criminalística con una orden de la Fiscalía, para que le devolvieran el dinero de su padre, pero en el sitio le indicaron que Alvarado Ríos no estaba, porque debía hacer algunos trámites.

Además, le habrían explicado que debían revisar los billetes, pero ella cuestionó que “no podían abrir el paquete de custodia si no estaba presente. El dinero tenía que cotejarse con las series del peritaje”, argumentó la afectada.

De ahí, a causa de las largas que le daban los agentes, decidió acercarse al despacho del coronel Xavier Rosero, jefe de Criminalística, y él habría ordenado -vía telefónica- que le entregaran lo solicitado.

No obstante, la orden del oficial no fue cumplida. La perjudicada había llegado a esa dependencia a las 11:00 y llevaba cuatro horas esperando en el lugar, según la versión que rindió en la Fiscalía.

Luego, decidió acercarse a la bodega y se encontró con el jefe de esa área y le exigió que le “indique qué estaba pasando. Me dijo que ya tenía la orden de entrega del dinero y que en dicha orden estaba el nombre del señor Jorge Alberto...”.

Esta vez, le dijeron que “él era el custodio del dinero, que no tenía la llave de donde estaba la plata y que había ido a su casa a recogerla”. De ahí, se habrían llamado algunas veces al celular del custodio, hasta que llegó.

“Entró, comenzó a forzar la puerta y empezó a sacar paquetes de billetes de 20 dólares. Yo le dije que él no podía sacar el dinero así, porque tenía que estar en el paquete de custodia”, detalló la afectada en la Fiscalía. De ahí, alertó de la irregularidad a los superiores del sospechoso y ordenaron su detención.

(SCM)

Proceso

Prisión preventiva por treinta días

A las 03:10 de ayer, en la Unidad de Flagrancia se realizó una audiencia de formulación de cargos en contra del sospechoso.

En la diligencia, se resolvió procesar para investigaciones a Jorge Alvarado, por el delito de alteración de evidencias y elementos de prueba, sancionado con privación de libertad de uno a tres años, según informó el fiscal Wilson Álvarez.

El funcionario detalló que el procesado recibió orden de prisión preventiva, que durará los 30 días de la etapa de instrucción.

El general Marcelo Tobar, comandante zonal de la Policía, señaló que el caso del involucrado ya entró en un proceso de investigación interna, para su destitución. El oficial mencionó que eso hace parte del proceso de depuración.