Exclusivo
Actualidad

Un grupo de protestantes bloquea la Panamericana en Otavalo

Centenas de personas de Otavalo (Imbabura) paralizaron la carretera como medida de presión para ser escuchados por el Ministerio de Transporte y Obras Públicas, MTOP.

Imagen thumbnail_foto 03 protesta ok
El coronel Pablo Rodríguez habla con la gente.Maribel Rojas

Centenas de personas de Otavalo, en Imbabura, paralizaron este 17 de noviembre la carretera como medida de presión para ser escuchados por el Ministerio de Transporte y Obras Públicas, MTOP. Los protestantes caminaron cerca de cuatro kilómetros hasta llegar al Redondel de La Magdalena, sur de la urbe, donde se congregaron para pedir la presencia del director del MTOP.

Los manifestantes alegan que más de 50 comunidades y barrios están afectados por los trabajos de rehabilitación de la obra de circunvalación que esa cartera de Estado realiza en un tramo de siete kilómetros. El alcalde, Gustavo Pareja, dijo que los accesos a la ciudad están cerrados y el problema de movilidad por el tráfico vehicular se visibilizó durante el último feriado del Día de Difuntos. La razón: las vías colapsaron. El objetivo es evitar un problema similar con la llegada de la Navidad.

El Burgomaestre contó que se invitó a los manifestantes a una reunión en Quito para la tarde de ayer 16 de noviembre, pero, lo que convenía según sus palabras, era que se presenten en el lugar para llegar a consensos. Santiago Simbaña, presidente de la Federación de Barrios del cantón, dijo que están afectados más de 59 comunidades y barrios. Además, se está perjudicando al turismo y la gastronomía.

Edwin Vázquez, subsecretario zonal del MTOP, comentó que la reunión estaba prevista para las 17:00 pero no hubo la voluntad de asistir por parte de los protestantes. Además, insistió en que la medida de paro no serviría para nada. Vázquez dijo que están abiertos al diálogo y aseguró que planteará la apertura de dos intersecciones consideradas importantes, la calle 31 de Octubre y el ingreso a la parroquia de Quichinche. También se contempla la construcción de un paso elevado en la calle Garzón.

El coronel de Policía, Pablo Rodríguez, instó a los protestantes a declinar la medida y dejar circular a los carros. Él dijo que fotografiaría a los protestantes para seguir procesos judiciales. Esto provocó malestar en la gente que hasta las 13:30 se mantenían en el sitio. Los carros que iban a Quito eran desviados por la Avenida Atahualpa, calle Piedrahita, Santa Anita, Pinos hasta llegar a la parroquia Eugenio Espejo.