Puyo se quedó a la buena de Dios

Exclusivo
Actualidad

Puyo se quedó a la buena de Dios

El ministro Carillo dijo que los ataques perpetrados por los de la protesta, de la nacionalidad shuar y kichwa, se ejecutaron con armas de fuego y con lanzas.

WhatsApp Image 2022-06-22 at 9.47.55 AM (1)
Así quedó el interior del cuartel de Policía tomado por los manifestantes en Puyo, provincia de Pastaza.Cortesía

El punto neurálgico de la protesta nacional, convocada por la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie), se trasladó ayer hasta la Amazonía. La ciudad del Puyo, en Pastaza, amaneció como una zona de guerra tras la muerte de uno de los manifestantes, ocurrida durante la noche del martes.

El deceso fue de Byron Guatatoca, un dirigente de la nacionalidad kichwa de esa provincia, quien habría recibido un bombazo de gas lacrimógeno en su cara. Su muerte quedó registrada en un video, en el que se ve al cadáver tendido en una vereda y cómo su rostro emana humo.

Eso exacerbó los ánimos de los protestantes, quienes se fueron en contra de las instalaciones de un cuartel de Policía, ubicado en el centro de Puyo. Dentro del lugar, según Patricio Carrillo, ministro del Interior, se encontraban miembros policiales cuando comenzó la incursión. “Lo que se hizo primero fue evacuar a aspirantes de la institución y también a mujeres. Además, se protegió el armamento que se encuentra guardado en el rastrillo”, informó el funcionario.

Pero eso no importó porque quemaron y destrozaron todo el inmueble. Además de 18 vehículos: seis de ellos patrulleros y los demás de uso civil. Ante ello, el funcionario dijo que no había garantías para mantener el orden público por estos incidentes.

Culpan a dirigentes

GUATATOCA4
Esto tras la muerte de uno de los comuneros de nacionalidad kichwa.Captura de video.

Pero no fue el único punto afectado. Los manifestantes destrozaron una sucursal bancaria, así como instalaciones de la Cruz Roja y una Unidad de Policía Comunitaria de un sector llamado México.

A decir de Carrillo, los ataques perpetrados por los de la protesta, de la nacionalidad shuar y kichwa, se ejecutaron con armas de fuego y con lanzas. Además, se habrían usado explosivos en los enfrentamientos con los gendarmes.

“Eso causó que tres compañeros policías resultaran heridos y uno de ellos con perdigones. Además, hay 18 uniformados desaparecidos y su localización se está coordinando con gente de la Unidad Antisecuestros (Unase)”, agregó Carrillo. A eso se sumó que otros tres fueron retenidos por estas comunidades.

Por último, el ministro culpó de lo ocurrido a los dirigentes de los manifestantes, en especial a Marlon Vargas, presidente de la Confederación de Nacionalidades Indígenas de la Amazonía Ecuatoriana (Confeniae). “Se formaron dos grupos: uno que apoyaba el diálogo, pero apareció otro mucho más radical”, detalló Carrillo, quien afirmó que pondría una denuncia en la Fiscalía por estos actos que los calificó como vandálicos.

La Policía, en cambio, dijo que la muerte del dirigente amazónico se produjo por manipulación de un explosivo.

No tienen nada que ver

289769456_1752642501744486_5269744772646449919_n
Una agencia bancaria también fue vandalizada por la gente que protestó.Cortesía

Ante la acusación, la Confeniae se pronunció en un comunicado. “El señor Carrillo, en un claro intento de desviar la atención sobre los excesos cometidos por la fuerza pública, intenta posicionar la idea de que las nacionalidades hemos promovido tales hechos”.

La organización se deslindó de cualquier responsabilidad por lo sucedido con el cuartel policial. Informaron que ellos ni siquiera dieron órdenes para que ocurrieran ese tipo de sucesos.

“Ratificamos que toda la responsabilidad recae en el Gobierno y en la Policía Nacional. Exhortamos a los organismos de Derechos Humanos a que se investiguen a profundidad los hechos suscitados y se establezcan las correspondientes responsabilidades”, finalizó el movimiento indígena.

El país, al borde de un 'desfiladero'

BRONCAS
Las protestas podrían escalar a una violencia inusitada si no se buscan consensos, dicen analistas.Gustavo Guamán

Para Marcel Merizalde, analista en temas de política, lo que ocurrió en Puyo tiene un fuerte significado simbólico. “El movimiento indígena, al tomarse un banco, da a entender que quiere recuperar lo que creen que el presidente Guillermo Lasso arrebató al pueblo”.

Además, para que haya un entendimiento entre ambas partes es muy complicado y se está evidenciando en las escaladas de violencia que se viven, no solo en esa ciudad amazónica, sino en gran parte del país desde este lunes.

"Han incendiado toda la infraestructura y no se puede garantizar el orden público”.Patricio Carrillo
Ministro del Interior

Aunque Decio Machado, también consultor político y sociólogo, cree que sí se puede llegar a una salida analizando lo que respondió Leonidas Iza, presidente de la Conaie, al Gobierno de Lasso.

Es decir, que lo solicitado por el líder indígena, como la desmilitarización del parque El Arbolito y la Casa de la Cultura, podría debatirse. “Hay que dar consensos y permitir que las nacionalidades indígenas lleven a cabo su asamblea”.

De lo contrario, sí puede el país caer en un desfiladero de violencia, acotó Machado.

WhatsApp Image 2022-06-22 at 7.51.31 AM
Uno de los agentes fue baleado con perdigones en el pecho.Cortesía