Exclusivo
Actualidad

Se quedó sin casa y sin hijo

El fin de semana a una empalmense se le incendió su vivienda. Ayer, una ráfaga de tiros mató a su hijo cuando iba a almorzar

se quedó sin hijo
María Gómez lloraba sin consuelo abrazada del cadáver de su vástago.Daniel Vite

Al escuchar las detonaciones, María Gómez y sus vecinos del sector 12 de Octubre del cantón El Empalme, de la provincia del Guayas, salieron a corroborar de qué se trataba.

Observaron un cuerpo ensangrentando. Era el de Kléber Joel Ube, hijo de la mujer, quien al verlo tendido en la calle empedrada se botó al suelo para agarrarlo. Lo abrazó, lo besó y no dejaba de gritar: “Dios mío, ayúdame, no te lleves a mi hijo, por qué papito, no puede ser”.

Aún se desconoce cómo ocurrió el atentado mortal. Lo único que se sabe con certeza es que sucedió después del mediodía del lunes 28 de septiembre de 2020.

Al parecer, Kléber, quien trabajaba en una peluquería de la localidad, iba hacia su casa a almorzar cuando le llovieron las balas.

En medio de la confusión y del llanto de la progenitora al ver sin vida a su vástago a causa de los disparos, llegaron los agentes de la Policía. Acordonaron el área y realizaron el levantamiento del cadáver.

En el lugar se encontraron, al menos, unos 17 casquillos de balas en el suelo, de los cuales ocho habrían impactado en la humanidad de Ube.

Los policías llevaron al fallecido a la morgue del cantón Quevedo, en Los Ríos.

El asesinato del joven empalmense era el segundo golpe que recibía María en su corazón, en menos de tres días. El primero ocurrió el fin de semana cuando a causa de un incendio perdió su casa y todas sus pertenencias. (DV)

TE RECOMENDAMOS