Exclusivo
Actualidad

Se quema el bosque del cerro Mama Sara en Nabón

Según  autoridades de la localidad es un fenómeno de gran magnitud que amenaza con destruir algo más de 200 hectáreas de la zona

thumbnail_AZUAY INCENDIO FORESTALE 4
Hasta la mañana de este viernes 28 de agosto trataban de apagar el incendioJaime Marín

Quince bomberos y diez comuneros con palas, batefuegos y hasta con ramas tratan de apagar los focos de fuego y controlar el incendio forestal en un cerro de la parroquia Cochapata en el cantón Nabón, provincial del Azuay.

"Está activo y con furia va devorando especies y vegetación nativa. Es el cerro Mama Sara que va consumiéndose por efecto del fuego que se prendió la tarde del jueves 27 de agosto y hasta hoy ( 28 de agosto)  no ha podido ser controlado". Así lo advirtió la mañana de este viernes 28 de agosto de 2020 el alcalde Patricio Maldonado.

Bomberos de la localidad y comuneros de la zona reiniciaron esta mañana las labores de sofocación del fuego que va consumiendo el bosque y su humareda afecta a muchas otras especies. 

Lo lamentable, según explicó el funcionario municipal, es que, presumiblemente, por la mano del hombre se haya pendido fuego a un cerro emblemático del cantón, en el cual, hasta esta mañana , ha desaparecido unas veinte hectáreas de bosque primario.

El Servicio Nacional de Gestión de Riesgos y Emergencias coordina acciones con las Fuerzas Armadas para colaborar con la emergencia del cerro Mama Sara

El jefe de Bomberos de Nabón, Benigno Carrión, adujo que el fenómeno se torna complicado de controlar, más aún de sofocar y apagar, puesto que el fuego se presenta en una zona de acceso difícil. Se llega únicamente a pie y con herramientas manuales. 

thumbnail_AZUAY INCENDIO FORESTALE 3
Para que se recupere un bosque deberán pasar algo más unos 100 años.Jaime Marín

"La fuerza y dirección de viento es variable, lo que pone en grave riesgo la integridad física de los socorristas", sostuvo Carrión.

Para acceder al foco del fuego, deben hacer una caminata de unas dos horas y media, mientras las llamas amenazan con destruir algo más de 200 hectáreas, según sostuvo el jefe de Bomberos, porque se trata de un incendio forestal de gran magnitud.

Mientras los socorristas y comuneros procuran apagarlo, el fuego destruye pajonales, bosque primario de pino, pastizales, ciprés pumaquí, yuvar, gañal y orquídeas, además de nidales de aves como la charcosa, ave andina y única de la zona, reptiles y mamíferos.

Los incendios forestales se presentan en la zona austral en cada verano a consecuencia de la quema que hacen por al creencia de los nativos de ruralidad, de que, prendiendo fuego a la naturaleza, se atrae las lluvias para poder realizar las labores agrícolas. 

RELACIONADAS

El año pasado se reportó la quema de unas 2.900 hectáreas del bosque protector tras una serie de incendios forestales en los distintos cantones de la provincia azuaya. (JM)

TE RECOMENDAMOS