Exclusivo
Actualidad

"No queremos que violen a las gallinas", el pedido de una activista

Hace un año, la activista vegana Fanny se hizo conocida por denunciar la "violación" a las gallinas. Recientemente confesó que es prostituta

no-queremos-que-violen-a___G3fp2xn8g_720x0__1
'Fanny' ha generado controversia por su activismo.sitio web de almas veganas

Estefanía Moghli Torralba, más conocida como Fanny, ganó popularidad hace un año, luego de denunciar la supuesta violación a las gallinas por parte de los gallos. 

"Los huevos son de las gallinas y merecen una vida tranquila y digna, por eso los separamos de los gallos, porque no queremos que las violen", aseguró en agosto de 2019 en un programa de España.

En las últimas horas, esta barcelonesa volvió a ganar relevancia: reveló que es prostituta. "Soy trabajadora sexual y la verdad es que no me sorprende para nada que haya pasado esto. Esperaba que sucediera en algún momento porque estamos sufriendo desde hace un año y pico un escarnio brutal hacia mi persona y hacia el colectivo animalista en el que milito", reveló a su canal de YouTube.

Según publicó el diario argentino Clarín, la joven promociona sus servicios en una web donde se hace llamar Úrsula y dice que tiene 25 años. Sus precios van desde los 150 euros por 45 minutos hasta los 3.000 euros por todo el fin de semana.

Irónicamente, Fanny trabajó durante 11 años como despiezadora en un matadero, antes de incursionar en el veganismo, fue ahí cuando decidió darle un giro a su vida. "Trabajaba en una sala de despiece de cerdos, llevaba 11 años descuartizando cerdos, no era consciente de que es el lugar donde se convierte a alguien en algo, es el proceso después del matadero, como una carnicería a lo grande", explicó en una ocasión.

TE RECOMENDAMOS