Exclusivo
Actualidad

¡Quiere regalarles alegría!

La ‘maestra de la bici’ sueña con un agasajo navideño para sus alumnos, en Playas.  Busca donaciones de juguetes para sus niños

maestra en bici
La profesora Carolina Espinoza se hizo conocida por ir a las casas de sus alumnos en bici durante la cuarentena.Adrián Peñaherrera

La principal lección que el 2020 le dejó a Carolina Espinoza es que las personas no tienen nada si les falta humildad en el corazón. Ella lo sabe. Llegó a estar casi dos meses sin alimentos en su hogar, en los meses más duros de la pandemia: marzo y abril.

Las sonrisas de sus 47 alumnos, cada vez que la veían llegar en su bicicleta, la alimentaban mientras el Gobierno le adeudaba el sueldo de su trabajo como maestra de la escuela fiscal Juan Bautista Yagual, del cantón Playas.

Una fotografía suya, montada sobre su bicicleta y con un pizarrón al hombro, no solo le dio el título de ‘Heroína de Guayas’, sino la notoriedad suficiente para ayudar a sus estudiantes, alumnos de escasos recursos económicos sin acceso a Internet o equipos de computación para sus clases online. Este era el motivo por el cual tomaba su bici para ir hasta las casas de aquellos que, en ese tiempo, no podían seguir sus lecciones en línea.

Han pasado ocho meses de que se hiciera conocida como la ‘maestra de la bici’ y solo apunta a la humildad para describir todo lo que pasó: que varias empresas e instituciones ayudaran a sus alumnos con conectividad y tabletas para sus clases.

Ahora que se acerca la Navidad, su más grande deseo es premiar a sus niños por el esfuerzo realizado este año. Ella sabe que, para evitar contagios, no podrá realizar celebraciones como en años anteriores, pero no le importaría tomar su bicicleta para llevarles algún detalle.

La falta de recursos le impide concretar lo que anhela: un gran agasajo con regalos, comida y, sobre todo, distanciamiento social.

maestra en bici
La profesora prefiere dar clases en los exteriores de las casas para evitar el contagio.Néstor Mendoza

Ya hasta ha pensado en comprar un traje de Mamá Noela y llegar en su bici a algún parque u otro lugar al aire libre al que puedan acudir sus estudiantes, cumpliendo, eso sí, con las medidas de bioseguridad.

La mayoría son de escasos recursos económicos. Cree que si su caso no se hubiera conocido a nivel internacional, quizá muchos de ellos habrían perdido el año escolar. Confía en la generosidad de las personas y sabe que volverán a ayudarla.

Si consigue lo necesario para el agasajo, este será transmitido por el canal de YouTube que tiene, ‘Trabajando con Carolina’, para que la dicha de sus niños quede registrada.