En Quito: saldaron una deuda con 'plomo'
Suscríbete

Exclusivo
Actualidad

En Quito: saldaron una deuda con 'plomo'

Un sujeto fue baleado en una cancha sintética de Carcelén. Según la Policía, la víctima le debía dinero a uno de los dos sospechosos detenidos.

DETENCION MUERTE CARC (33314803)
Dos hombres fueron detenidos como sospechosos de este crimen.GUSTAVO GUAMAN

Los supuestos verdugos de Rafael Hermidas, de aproximadamente 35 años, llegaron cabizbajos hasta la Unidad de Flagrancia, en Quito, luego de su captura.

Ambos, de nacionalidad venezolana, identificados como Luis Mero y Aníbal Riera, fueron señalados como los autores de haber disparado, al menos tres veces, contra Hermidas, en una cancha de fútbol de Carcelén, norte de la capital.

Mientras eran ingresados al edificio judicial, los parientes de la víctima esperaban en silencio en la parte externa. Sobre el fallecido no darían detalles hasta que no se concretara la denuncia.

Iván Naranjo, jefe de la Unidad de Muertes Violentas de la Dinased de Quito, explicó que el crimen se dio porque la víctima supuestamente tenía una deuda con uno de los implicados. Todo ocurrió el lunes pasado, cuando Hermidas y otras personas se reunieron en una cancha sintética.

Aparentemente se produjo una riña y uno de los sospechosos salió del lugar, ubicado en las calles República Dominicana y Antonio Ruiz. Más tarde, volvió con el otro individuo, pero ambos subidos en una motocicleta.

“Llegaron y preguntaron directamente por él”, atinó a contestar uno de los allegados a Hermidas. Fue en ese momento que abrió fuego contra el afectado, quien cayó ensangrentado.

Las indagaciones

El instante fue aprovechado por los dos sujetos para fugarse. Los parientes subieron al herido en un taxi y lo trasladaron hasta el Hospital San Francisco, también en Carcelén.

Naranjo explicó que en la casa de salud ya nada se pudo hacer y por la gravedad de las heridas, el hombre había fallecido. “Se organizó un operativo de búsqueda y se logró identificar el sitio en el que estaría el sospechoso”.

Los miembros de la Dinased fueron hasta un domicilio en Calderón, parroquia al norte de Quito, y hallaron a los dos implicados. También encontraron dos motocicletas, las cuales fueron incautadas para determinar cuál de ellas habrían utilizado para huir tras cometer el delito.

Foto de Sistema Grana (33314967)
Dos motos fueron localizadas y se indagará cuál fue utilizada en el crimen.Cortesía