Exclusivo
Actualidad

El taponamiento que dejó sin agua a Quito tuvo remedio

La Empresa de Agua Potable asegura que el servicio se ha restablecido en un 80%.

QUITO SIN AGUA
El corte de agua trajo inconvenientes en la capital.Karina Defas

Desde el 6 de diciembre se empezó hablar del Troje en Quito. En el mapa de la ciudad ese sitio está perdido hacia un costado de la AV. Simón Bolívar, es puro bosque y se mira diagonalmente con el Parque Metropolitano Sur.

La importancia del lugar se recobró gracias al lodo. Fueron 150.000 metros cúbicos de material que colapsaron una escombrera en el Troje y con ella, se cortó el agua potable para más de un centenar de barrios.

Aún así el servicio básico ha regresado gradualmente a la capital, para el alivio corporal de quienes necesitan ducharse a diario. Tanto así que el Alcalde de Quito informó a las 14:50 del 8 de diciembre que un 65% de los sectores ya tenían acceso al agua.

La Empresa Pública Metropolitana de Agua Potable y Saneamiento EPMAPS-AGUA DE QUITO, actualizó esa información y aseguró que los aliviados ya están sobre el 80%.

Diario Extra también le preguntó a sus lectores sobre la reanudación del servicio. Entre las 88 personas que respondieron, un 73% aseguraba que no les había sido devuelto y además, que el gasto en estas 30 horas—tiempo que duró la limpieza de la escombrera— para tener algo de agua había sido muy alto.

El 55% de esa muestra dijo que invirtieron más de $30 para poder tener un día con agua.

¿Y qué fin tiene una escombrera?

La escombrera es un terreno dedicado exclusivamente para los desechos. Son tan importantes que el 17 de abril del 2016 se abrió una nueva en el Troje para “para recibir los residuos de la construcción recolectados y removidos de las edificaciones afectadas en Quito”. Así lo reseña la página de la EPMAPS.

Las escombreras están cercanas a los alrededores de los sistemas que dotan de agua potable a Quito. En la capital hay 3 en total y en esta en particular se deslizó una pared de contención debido al lodo acumulado.

Se taponaron aproximadamente 100m de longitud del canal El Pita, que se encarga de abastecer a las plantas Puengasí y Conocoto.

El último consejo ahora que ya tiene agua en su casa es el siguiente. ¡Atentos con el duchazo!