Exclusivo
Actualidad

Recibieron más de 34 años de prisión por asesinar a un doctor

Dos sentenciados en Azuay. El crimen se cometió en junio del año pasado contra un alergólogo cubano

medico cubano
El médico fue hallado a orillas del río Machángara, sector San Andrés, de la parroquia Chiquintad.Cortesía

A 34 años y ocho meses de prisión fueron sentenciados dos presuntos autores de la muerte del médico cubano alergólogo Roberto Celorrio, de 50 años. Además, deberán cancelar 494.800 dólares como reparación integral, según la sentencia emitida el 3 de octubre de 2020 por el Tribunal de Garantías Panales del Azuay.

Se trata de César Joel y Roberto Washington (este último, amigo de la víctima), a quienes, tras la valoración de las pruebas presentadas por la fiscal Paola Molina, se los halló culpables del presunto delito de robo con muerte. El hecho se registró el 18 de junio del 2019. Carlos sería el autor directo del hecho y Roberto, coautor.

El cuerpo del médico cubano, quien vivía en Cuenca desde el 2009, fue hallado con múltiples puñaladas en su cuerpo, a orillas del río Machángara, sector San Andrés, de la parroquia Chiquintad.

De acuerdo a la exposición de la fiscal, la víspera, 17 de junio, Celorrio se dirigía a casa de un amigo para brindar una atención médica urgente. Al llegar al lugar, junto a Roberto se hallaba César y juntos lo agredieron con golpes de puño y le exigieron que entregue sus pertenencias y las claves de las tarjetas de su propiedad.

La víctima recibió múltiples heridas de arma blanca (dos de las cuales lesionaron sus principales órganos y le causaron la muerte) mientras estuvo maniatado, en completa indefensión y amordazado. Luego habrían envuelto el cuerpo de la víctima en sábanas, y en su propio vehículo se dirigieron al barrio San Andrés de la parroquia Chiquintad, donde lo abandonaron. Posteriormente se dieron a la fuga en el automotor sustraído.

Entre los elementos probatorios, la Fiscalía presentó versiones de testigos y peritos con los que se demostró la materialidad de la infracción y la responsabilidad de los procesados, así como la pericia de reconocimiento de lugar y levantamiento de indicios, el informe de identificación externa y autopsia del cadáver de la víctima. Los sospechosos fueron detenidos el 29 de junio del mismo año. (JM)

TE RECOMENDAMOS