Exclusivo
Actualidad

Regenerarse le costó la vida

Asesinato en el cantón Arenillas. Le dieron golpes y puñaladas por negarse a participar en el robo de una motocicleta

muerto
El fallecido registra dos detenciones: por robo y tenencia ilegal de arma.Fabricio Cruz

Francisco Santiago Arévalo Sellán, de 33 años, se encontraba descansando en su casa junto a su conviviente cuando de pronto llegaron dos sujetos a tocarle la puerta.

Le dijeron que iban a realizar una ‘vuelta’. Él se habría negado, pues los dos sujetos pretendían robar una motocicleta.

Ante la negativa de acompañarlos en el asalto, los individuos empezaron a discutir. Uno de ellos sacó un arma de fuego y se la puso en la cabeza a Arévalo, apretó el gatillo, pero la bala nunca salió. Ese momento fue aprovechado por la víctima, quien salió corriendo para salvar su vida, sin embargo, los dos sujetos lo alcanzaron a 100 metros y le dieron golpes y cuchilladas en la espalda hasta matarlo.

Todo esto sucedió casi al anochecer del martes 10 de noviembre en el cantón Arenillas, provincia de El Oro, específicamente en un solar baldío, por las invasiones del sector La Isla.

La conviviente de la víctima, quien es menor de edad, manifestó a la policía que se encontraba descansando con su pareja cuando de pronto llegaron dos ciudadanos de nacionalidad colombiana.

Explicó que uno de los extranjeros le dijo a Arévalo que iban a realizar un asalto y que los acompañara. Según ella, él ya no quería llevar esa vida que tuvo: de robar a motociclistas.

Personal de la Dirección de Delitos Contra la Vida y Muertes Violentas (Dinased) llegó para realizar el levantamiento del cadáver, que fue encontrado aproximadamente a las 18:30 del mencionado día.

Según la policía, el fallecido registra dos detenciones: por robo y tenencia de arma no autorizada.

El fiscal Sixto Minga acudió al lugar de los hechos conjuntamente con personal de Criminalística, quienes examinaron el cuerpo y constataron que tenía golpes en la cara y heridas cortantes en el pecho y espalda. (FC)

TE RECOMENDAMOS